Un podio caído del cielo para deslumbrar en casa

0
75
  • Jack Miller sorprendió con un podio de última hora en Phillip Island, el cuarto de la temporada, al aprovechar la caída de Maverick Viñales.

Un inicio de carrera espectacular plagado de alternativas dio paso este domingo a un duelo apoteósico entre Maverick Viñales (Monster Energy Yamaha MotoGP) y Marc Márquez (Repsol Honda Team) que se saldó con una caída del de Roses y un nuevo triunfo, el undécimo de la temporada, del octocampeón de Cervera.

La caída de Maverick, cuando se preparaba para asestar un golpe certero en la décima curva de la última vuelta, brindó la segunda plaza al piloto que rodaba cómodamente 3º, Cal Crutchlow (LCR Honda Castrol), y supuso todo un regalo para un Jack Miller (Pramac Racing) que se dio todo un homenaje ante su afición en un circuito repleto de familiares y amigos.

«No esperaba estar en el podio, pero estoy contento por estar en él. Nunca te alegras por la caída de un rival, pero sabía que era un riesgo para él y para Marc estar con el neumático medio, así que tenía que buscar la mejor posición y… que pasara lo que tuviera que pasar», analizó el australiano después de cosechar su cuarto podio de la temporada -Austin, Brno, Aragón y Australia- y el primero logrado en casa en la categoría reina.

Además, Miller se permitió el lujo de bromear sobre algunos precedentes ante su afición. «Es la primera vez que subimos al podio junto a ‘Crutch’. Es mejor que el año pasado, ¡cuando lo vi en el hospital donde estaba gritando a las enfermeras!», recordó respecto a la temporada anterior junto a su amigo Cal Crutchlow (LCR Honda Castrol).

El australiano se llevó una grata e inesperada recompensa después de un fin de semana con altibajos, en el que había dejado buenas sensaciones en los entrenamientos libres, pero se vio condicionado por una lucha atípica por la ‘pole position’ este mismo domingo en la que solo pudo ser 9º.

«No sé cómo dar las gracias al equipo, ha sido un fin de semana duro, el tiempo ha sido terrible. Afortunadamente tuvimos buenas condiciones para la carrera, aunque todavía había viento. Los chicos trabajaron duro para hacer los mejores ajustes en el box, pese al poco tiempo que teníamos en pista», analizó con satisfacción el australiano.

Miller, que conserva el gran recuerdo en casa de la victoria de 2014 en su último año en Moto3™, también envió sus mejores deseos a Danilo Petrucci (Ducati Team) por su duro ‘crash’ con Fabio Quartararo (Petronas Yamaha SRT) y desglosó las dificultades iniciales, cuando rodaron «con una goma dura con poco agarre».

El australiano supo enderezar el rumbo para adjudicarse un importante podio que le permite mantenerse 8º en la general con 141 puntos, 8 por encima del propio Crutchlow y ya a tan solo 12 de los 153 que acumula Valentino Rossi (Monster Energy Yamaha MotoGP). ¿Podrá darle caza en Malasia? ¡Lo descubriremos este próximo fin de semana!