Márquez gana el #SanMarinoGP con una última vuelta triunfal

0
58
  • El ’93’, espoleado por los finales de Red Bull Ring y Silverstone y su lance con Rossi, vuelve a ganar ante Quartararo, con Viñales 3º.

Marc Márquez (Repsol Honda Team) ya vislumbra un nuevo título mundial en el horizonte. El de Cervera se sacó la espina de Red Bull Ring y Silverstone, cuando cedió en la última curva ante Andrea Dovizioso (Ducati Team) y Álex Rins (Team Suzuki Ecstar), al batir este domingo a Fabio Quartararo (Petronas Yamaha SRT) en una última vuelta de infarto para pasar a ostentar una enorme renta de 93 puntos sobre ‘Dovi’ al frente de la clasificación general.

El ’93’ consiguió su objetivo, apoyado en el ‘negativo’ recuerdo de las dos últimas carreras y con la motivación por las nubes debido a las ganas de reivindicarse tras el incidente protagonizado en la Q2 del día anterior con Valentino Rossi (Monster Energy Yamaha), tal y como admitió el de Cervera tras ver la bandera a cuadros.

Marc, que partía 5º en parrilla, arrancó con fuerza, superando rápidamente a Pol Espargaró (Red Bull KTM Factory Racing) y también a Franco Morbidelli (Petronas Yamaha SRT) para colocarse 3º. Por delante, Maverick Viñales (Monster Energy Yamaha) y Quartararo se mantenían en cabeza, con el de Roses confirmando una buena salida, clave para mantenerse con aspiraciones de ganar.

Llegada la tercera vuelta el guion cambiaría, cuando Quartararo pasó a Viñales con un espectacular adelantamiento en el ‘curvone’. Sería el primer gran golpe del rookie de Niza, que trataría de abrir brecha, mientras Márquez, que lo veía todo desde la tercera plaza, sacaba ya más de un segundo a Morbidelli. Si no había un giro radical de los acontecimientos, 3 vueltas habían bastado para vislumbrar el podio potencial.

Una vuelta más tarde llegaría un nuevo revés para Viñales, al verse superado por el propio Márquez, al tiempo que Takaaki Nakagami (LCR Honda Idemitsu), la segunda mejor Honda del fin de semana, se iba al suelo en la curva 10. Todas las esperanzas del constructor japonés volvían a concentrarse en la figura de Marc.

Maverick comenzaría a ceder terreno con el paso de las vueltas, con lo que se dibujaba un escenario único de un mano a mano sublime entre el maestro y el aprendiz: Márquez y Quartararo. Un poco por detrás, Rins caía a la octava posición cuando trataba de pelear por la quinta plaza con ‘Polyccio’. Una maniobra fallida que acabaría costándole caro.

Poco después sería Rossi el que sí conseguiría rubricar su adelantamiento sobre el menor de los Espargaró, permitiendo que las cuatro Yamaha en liza volvieran a integrar el Top 5. Un logro que contrastaba con la decepción de Miguel Oliveira (Red Bull KTM Tech 3), que se iría al suelo en la curva 4 tras un fin de semana difícil en el que se encontró lastrado por las molestias que acarrea tras la caída en Silverstone desencadenada por Johann Zarco (Red Bull KTM Factory Racing). Pese a ello, regresó a pista y se quedaría a las puertas de puntuar.

Mejor le irían las cosas a ‘Dovi’ una vuelta más tarde, al colocarse 6º después de superar a Pol, una posición que ya no abandonaría hasta el final de la carrera. El que sí quedaría fuera de juego sería ‘Pecco’ Bagnaia (Pramac Racing) tras una caída en la curva 4. Varios giros más tarde, a 12 vueltas para el final, el mazazo sería para Rins. Tras haber recibido una ‘Long Lap Penalty’ cuando era 7º, el de Suzuki se fue al suelo en la curva 4, quedando fuera de la carrera. Un duro golpe tras su último triunfo en el GP británico.

En cabeza todo seguía igual, pese a que Viñales amagaba con empezar a recortar distancia respecto a la cabeza tras haber gestionado positivamente los neumáticos. También llegaban buenas noticias para Rossi, que se colocaba 4º al superar a Morbidelli. Una posición que el ‘Doctor’ amarraría vuelta tras vuelta, quedándose, nuevamente, a las puertas del podio.

En las siguientes vueltas, el mano a mano en cabeza entre Quartararo y Márquez se mantuvo, sin novedades destacables. Salvo un giro inesperado, todo estaba abocado a decidirse en una última vuelta a la que no llegarían Michele Pirro (Ducati Team) y Cal Crutchlow (LCR Honda Castrol) con sus respectivas caídas a falta de 6 y 5 vueltas.

A falta de 3 vueltas, Márquez incrementaría su asedio. Era el principio de un ataque muy fundamentado fruto de una profunda observación de su rival. A falta de 2 vueltas, sin embargo, Quartararo amagaría con abrir un pequeño hueco tras un leve susto de Marc. Sería un mero espejismo. El de Cervera apretó los dientes antes de echar el resto en la última vuelta.

Justo tras cruzar la línea de meta por penúltima vez, Márquez se pondría en cabeza con una maniobra que sería rápidamente replicada por ‘El Diablo’. La curva 8 supondría el punto de inflexión definitivo, ya que Marc volvería a asestar un hachazo, antes de cerrarle el paso al francés en la curva 14, donde el rookie de Niza tuvo que virar su trayectoria para evitar un toque entre ambos. Fue su último intento. El líder ganó unos preciados metros que resultaron definitivos para volver a ganar y quitarse la espina de las dos últimas carreras.

Tras Marc cruzaron la línea de meta Quartararo y Viñales, mientras que Rossi llegó a más de 12 segundos del líder, resistiendo el asedio final de Morbidelli y la cercana presión de un Dovizioso que se queda ahora a 93 puntos del liderato. Pol, finalmente, concluyó la carrera 7º, con un meritorio Joan Mir (Team Suzuki Ecstar) siguiendo su estela y las Desmosedici GP de Jack Miller (Pramac Racing) y Danilo Petrucci (Ducati Team) completando el Top 10.

Los españoles Aleix Espargaró (Aprilia Racing Team Gresini), Tito Rabat (Reale Avintia Racing) y Jorge Lorenzo (Repsol Honda Team) también entraron en los puntos al ser 12º, 13º y 14º, respectivamente. Márquez, con 93 puntos de ventaja sobre ‘Dovi’, podría disfrutar de su primer ‘match ball’ por el título en Buriram, en función de los resultados obtenidos en la próxima cita en MotorLand Aragón.

A falta de comenzar a sacar la calculadora para hacer cábalas sobre el que sería su sexto título mundial de la categoría reina, el ’93’ puede saborear ya el hecho de ser el cuarto piloto de la historia con más victorias (77) tras desempatar con Mike Hailwood (76). Por delante, a 12+1 victorias de distancia, aparece la figura del añorado Ángel Nieto (90), y en el horizonte quedarían ya solo dos retos: Valentino Rossi (115) y Giacomo Agostini (122). ¿Volverá a acercarse en Aragón?

Download the PDF file .