Las Yamaha y el cielo centran los focos en Phillip Island

0
108
  • El auge de las M1 y la amenaza meteorológica marcan el guion del fin de semana a ojos de la mayoría de favoritos al triunfo en Australia.

El Gran Premio Pramac Generac de Australia está llamado a ser una auténtica caja de sorpresas para los pilotos de la categoría reina y, obviamente, también para los aficionados. Después del desenlace del GP japonés el pasado domingo, la parrilla vuelve esta semana a la carga en un circuito australiano de Phillip Island en el que Yamaha se presenta como favorita, a la espera de que el cielo vuelva a jugar un papel clave.

El consenso entre los pilotos es claro, tal y como se evidenció este jueves en la rueda de prensa celebrada en tierras australianas. El exigente trazado de Phillip Island debería favorecer claramente tanto a Yamaha como a Suzuki, aunque el dulce momento por el que atraviesan la M1 les otorga un papel de favoritas aún mayor.

Marc Márquez (Repsol Honda Team), sin ir más lejos, destacó la importancia de unas «curvas de alta velocidad» que implican «un riesgo», antes de expresar su deseo de «estar preparados para luchar sobre todo contra Yamaha y Suzuki, que funcionan muy bien aquí y están muy estables en las curvas de alta velocidad». «Será difícil, pero trataremos de batirles», añadió el octocampeón al respecto.

El de Cervera también señaló las dudas en torno a las condiciones meteorológicas. «Hoy parece que hace un día veraniego, pero mañana quizá será invernal. Nunca se sabe en este circuito», comentó en la misma línea que Andrea Dovizioso (Ducati Team), que habló de «condiciones muy extrañas» para todos los pilotos, que podrían tener una gran incidencia en los neumáticos, a la espera de ver también «cómo sopla el viento».

‘Dovi’, además, evitó pronunciarse sobre sus aspiraciones en el trazado australiano, aunque sí que quiso poner en valor el potencial de sus rivales: «Optimista sería decir demasiado. Espero volver a estar en el podio, aunque Marc, los pilotos de Yamaha y Rins irán fuertes». «Será duro, aunque en la última carrera fuimos bastante rápidos en el último tramo de la carrera», añadió el piloto de Forlí.

Fabio Quartararo (Petronas Yamaha SRT) fue, precisamente, el primer piloto de Yamaha en tomar la palabra en rueda de prensa, todavía emocionado por el último podio en Motegi. «Es un circuito que se adecua muy bien a la Yamaha, pero ya veremos las condiciones, como dice Marc», declaró el rookie de Niza, que admitió que podrían afrontar «condiciones peliagudas» este fin de semana.

Pese a descartar cualquier tipo de obsesión con una victoria que, de momento, se le resiste en la categoría reina, Quartararo no escondió que las M1 están llamadas a dar mucha guerra en el trazado australiano: «Es un circuito que me gusta bastanteporque hay curvas rápidas, que se ajustan bien a la Yamaha, y haremos todo lo que podamos».

‘El Diablo’, eso sí, admitió la necesidad de adaptarse «muy rápido» a dichas condiciones para «seguir avanzando en mojado». Un buen resultado le podría permitir seguir lanzado hacia el podio del campeonato y tomar aire respecto a un Valentino Rossi (Monster Energy Yamaha MotoGP) que tras la carrera de Japón cayó a la séptima plaza de la general al verse superado por el rookie de Niza.

El ‘Doctor’ aspira a remontar el vuelo en las 3 últimas citas de la temporada, justo cuando cumple 400 Grandes Premios en el Campeonato del Mundo después de «un trayecto muy largo». «Está muy bien celebrar aquí el GP 400 porque es un lugar icónico para MotoGP™ y a todos los pilotos les encanta porque es especial. Considero que es uno de los mejores lugares donde celebrar este hito», explicó.

Valentino también confesó que alcanzar dichos registros «es algo que no te esperas». «Desde que era pequeño, en mi carrera nunca he tenido una idea de qué me depararía el futuro ni cuánto estaría compitiendo. Con 17 años veía a un tío de 25 años y lo veía como si fuera mi abuelo y ahora tengo 40, así que imagínate… Es un gran logro, pero no me lo esperaba porque tampoco sabía qué cabía esperar cuando comencé mi carrera», valoró el veterano piloto italiano.

Rossi también tuvo tiempo para explicar sus evoluciones con su nueva forma de frenar con dos dedos y para revelar la clave para permanecer motivado a lo largo de tantas temporadas: «Cuando tienes buenos resultados, todo te resulta más fácil porque disfrutas más. Si estás en un momento difícil, la motivación es tratar de volver y hacerlo más reforzado».

Después de hablar a título personal, Valentino también se ‘mojó’ respecto a las previsiones meteorológicas, consciente de que pueden tener un papel decisivo: «Ahora mismo hay un tiempomaravilloso, luce el sol, pero parece que el buen tiempo ha llegado demasiado pronto y vamos a lidiar con condiciones difíciles el resto del fin de semana».

Un balance que coincidió con el de la mayoría de sus compañeros, incluido un Jack Miller (Pramac Racing) radiante ante la oportunidad de volver a rodar ante su público: «Vamos a intentarlo al máximo. Es un lugar donde me encanta pilotar, uno de los mejores circuitos del calendario, y, además, piloto en casa. Las condiciones no van a ser ideales, pero en Phillip Islandno tiene mucho sentido mirar las condiciones de hoy porque pueden cambiar totalmente».

Miller también reivindicó el «buen ritmo» exhibido en Japón para volver a brillar en Australia: «Normalmente, somos fuertes aquí. Es una buena oportunidad de batirnos con el resto de los pilotos«. Entre ellos figurará un Johann Zarco (LCR Honda Idemitsu) que suple a Takaaki Nakagami y regresa a la acción después de pasar página a su complicada etapa en KTM.

«Es difícil fijarse un objetivo. La verdad es que empecé bien en MotoGP™ los dos primeros años y este ha sido bastante complicado. Parecía que ya se había finalizado la historia de MotoGP™ pero Lucio (Cecchinello) me planteó esta oportunidad de relevar a Takaaki en estas 3 carreras», analizó en primera instancia el francés.

«Asumí un gran riesgo rescindiendo mi contrato con KTM para 2020 y vi que era una oportunidad y me he dado cuenta de que competir es lo que quiero hacer. Tengo un futuro muy corto, pero puedo vivirlo con mucha intensidad y me gusta», sentenció Zarco sobre la breve etapa que afronta a lomos de la RC213V. Una ilusión propia de un debutante compartida con Iker Lecuona, que también compareció ante los medios después de anunciarse su salto a MotoGP™ para la próxima temporada, donde formará dupla con Miguel Oliveira en Red Bull KTM Tech 3.

«Estoy muy feliz de poder disfrutar de esta oportunidad. Es increíble estar aquí con Marc y Valentino cuando soy apenas un chaval. Quiero estar con todos ellos en la pista. Es un sueño que se hace realidad y quiero dar las gracias a KTM por esta oportunidad de llegar a MotoGP™», expresó ilusionado el joven piloto español, que recibió valiosos consejos tanto de Márquez y Rossi, como de Quartararo.

Las preguntas de las redes sociales, plagadas de anécdotas como adelantamientos favoritos, programas de TV preferidos y diversas actividades extradeportivas, pusieron el colofón a una rueda de prensa en la que los focos comenzaron a centrarse sobre las Yamaha y el incierto cielo que planea sobre Phillip Island. ¡Todo listo para que las motos echen a rodar!