¡La leyenda del motocross Jeremy McGrath se sube a la Kawasaki de Rea!

0
106
  • ¡La ex estrella de Motocross y Supercross cambió la tierra por el asfalto para estrenarse en WorldSBK después del evento de Laguna Seca!

Diversas estrellas brillaron a lo largo del Round Geico de Estados Unidos, pero la diversión no se detuvo el domingo por la tarde tras la última carrera. Jeremy McGrath, uno de los pilotos de Motocross y Supercross más exitosos de la era moderna, visitó el circuito de Laguna Seca el lunes después de las carreras y tuvo la oportunidad de rodar con la ZX-10RR WorldSBK del Kawasaki Racing Team.

El californiano McGrath se ganó el título de «Rey de Supercross» con su éxito en la década de 1990. En 1993 se convirtió en el primer debutante en ganar un título de 250cc AMA Supercross, el primero de siete, imponiéndose todos los años desde ese momento – con la excepción de 1997 – hasta la temporada 2000 y conquistó también dos campeonatos del mundo FIM SX. Este lunes, sin embargo, McGrath cambió la tierra por el asfalto y rodó en el circuito a bordo de la Kawasaki del líder del campeonato, que le dio algunos consejos antes de que emprendiese camino hacia la pista del Sacarcorchos.

El piloto, que actualmente cuenta 47 años, habló con entusiasmo de la experiencia: “Conducir esta moto es como un sueño para mí; soy un gran admirador de todos estos pilotos y con Jonathan somos amigos desde hace tiempo”.

«Ya estuvimos pensando en hacer un cambio de motos cuando él hacía motocross conmigo, hace un par de años. ¡Intentar aprenderme la pista y la moto ha sido una curva de aprendizaje empinada, pero me gustaría haber estado ahí todo el día!»

No fue salir y triunfar directamente, ya que McGrath tuvo una pequeña caída en el pit lane, afortunadamente sin mayores consecuencias. En la pista, contó con la experiencia de su compatriota Ben Spies. El tejano, campeón del mundo de Superbike en 2009, rodó con él y le mostró las trazadas a seguir en el revirado circuito californiano.

“He seguido a Ben Spies por un tiempo y eso me ha ayudado mucho, ya que podía ver lo que estaba haciendo. Haber rodado en esta pista es otra cosa que puedo marcar en la lista de deseos cumplidos. Recorrer el Sacacorchos era como hacer una berma de motocross, así que ha sido muy divertido. ¡Quería quedarme ahí fuera si hubiese sido posible e ir más rápido, pero he tenido un gran día y me ha encantado!»