Tecnología chilena llega al Dakar

0
423

La empresa ISX Suspensión desarrolló un programa matemático que permite mejorar el rendimiento en competencia al personalizar la suspensión de un vehículo. El sistema debutará en el próximo rally con la cuatrimoto de Sebastián Palma.

2 de diciembre de 2014.- Un desarrollo inédito en el motorsport nacional se apronta a tener su estreno mundial. Se trata de un programa matemático desarrollado por la empresa ISX Suspensión, el cual permite conseguir el máximo de rendimiento de un vehículo en la alta competencia debido a que trabaja sobre el sistema de suspensión, logrando mayor control sobre el vehículo y generando menor desgaste físico en el piloto.

Para obtener estas mejoras, se trabaja sobre el valving del amortiguador, que modifica la hidráulica del amortiguador de una moto, un auto o una quads. Esto se hace de forma personalizada, según el tipo de carrera (caminos off-road o asfalto), el tamaño y el peso del piloto.

Ricardo Rojas, una de las figuras más reconocidas del rally nacional, integrante del equipo Entel Sony Xperia by Citroën y director de ISX, explica que “desarrollamos nuestro propio modelo matemático, el cual nos da valores a modificar según la persona y vehículo. Para llegar a los resultados que nos entrega el programa, contamos con un dinamómetro de amortiguadores, donde corroboramos los valores. Este modelo, único en el país, lo tenemos validado con las distintas pruebas que hemos realizado junto a Joaquin Ruiz de Loyzaga, piloto de la R2 del RallyMobil, quien es nuestro tester en motos de dos ruedas y quads”

Otro aspecto clave en el buen funcionamiento pasa por el tipo de aceite. En este caso, Rojas precisa que “trabajamos con lubricantes TORCO, no sólo por calidad de sus productos, sino también por que nos entregan la asistencia técnica para la correcta elección de los aceites que se debe utilizar. De esta forma, aumentamos las ventajas del sistema”.

Para Felipe Vásquez, quien diseñó el programa hace dos años mientras estudiaba Ingeniería Mecánica en la Universidad de Concepción, “el proceso de ejecución es bastante rápido, de hecho, lo que demora más tiempo es la medición y el pesaje de los distintos componentes, como el vehículo, las ruedas, los espirales, los amortiguadores y el piloto. Cuando tenemos esos datos, los ingreso al programa y calculo qué recorrido es el que se necesita para que pueda ir mejor y que las ruedas no se despeguen del suelo. Así, logramos disminuir los impactos en la persona e incrementar el control”.

Respecto de los alcances, Vásquez señaló que “estamos muy contentos con los resultados obtenidos hasta la fecha, sin embargo, queda bastante por mejorar. Por lo mismo, estamos trabajando con algunos memoristas de la carrera de Ingeniería Civil Mecánica de la U. De Concepción para optimizar aún más la suspensión”.

La compañía, con sede en Concepción, tendrá su primera gran prueba durante el próximo Rally Dakar, que se desarrollará entre el 4 y 17 de enero. En la prueba más exigente del rally cross country, el piloto Sebastián Palma disputará la serie quads con una Can-Am Renegade 800 especialmente ajustada con el programa de ISX. Y las variaciones que vio el corredor nacional son inmediatas y sorprendentes.

“No podía creer el cambio que tuvo la moto. Después que me hicieron los ajustes en la suspensión, mejoré en forma considerable mis tiempos y el control que tengo sobre la moto, pues las ruedas están prácticamente en todo minuto tocando el piso, lo que tiene dos efectos claros: alcanzo mayor velocidad pues tengo más control del vehículo y eso genera que tenga un menor desgaste físico. Este punto es fundamental, especialmente en una carrera como el Dakar, donde se recorren más de 10 mil kilómetros, ya que si logro ir más descansado, tengo más opciones de cumplir una mejor actuación”, precisó el piloto, que en 2013 finalizó en la 5ª posición del Rally Dakar y que ahora apuesta por meterse en el podio de la general y ganar la división 4×4.

Fuente: Mauricio Monroy S.