Juvanteny, Criado y Domènech, en línea ascendente en el #Dakar2020

0
115
  • El KH-7 Epsilon Team sube a la 19ª posición general y mantiene el liderato de Producción y 6×6, pese a detenerse durante la especial a ayudar al camión de Albert Llovera.
  • “Hemos vuelto a hacer una etapa muy buena. No podemos correr más, pero tenemos que mantener este ritmo, no cometer errores y cuidar el camión”, explica el copiloto José Luis Criado.
  • Josep Maria Lloreda, presidente de KH Lloreda, visita las instalaciones de la Disabled Children’s Association en Riad, para culminar el proyecto solidario del ‘Camión de los sueños’.

El KH-7 Epsilon Team ha vuelto a disfrutar este lunes de una gran jornada en el Dakar 2020. En la octava etapa, un bucle de 716 kilómetros (477 cronometrados) alrededor de Wadi Al Dawasir, Jordi Juvanteny, José Luis Criado y Xavi Domènech han obtenido la 24ª posición, después de 6 horas y 23 minutos en carrera. En la general, el MAN de tres ejes sube un puesto y ya es 19º, además de consolidar el liderato en las categorías de Producción y 6×6.

“Hemos vuelto a hacer una etapa muy buena. No podemos correr más, pero tenemos que mantener este ritmo, no cometer errores y cuidar el camión”, explica José Luis Criado. La especial era “muy variada y bonita”, con distintos tipos de arena –roja, amarilla, blanca–, algunas dunas grandes y otras más pequeñas. “Estas dunas son muy ratoneras para un camión, y Jordi se ha tenido que emplear a fondo para tirar hacia delante”, detalla el copiloto jienense.

El piloto Jordi Juvanteny coincide con la apreciación de su compañero. “Para ganar más posiciones, a los demás les tendrían que pasar cosas; ni que corriéramos más los adelantaríamos. Si no tenemos problemas, la posición es ésta”, razona esta leyenda del Dakar, ya en su 28ª participación.

Con todo, este 19º puesto es extraordinario, en un Dakar con una inscripción de alto nivel y un recorrido cien por cien inédito. “Más que sorprendidos por dónde estamos en la general, se confirma que, si somos capaces de hacer nuestro trabajo y si el camión aguanta, podemos estar en puestos muy dignos”, afirma el navegante Xavi Domènech, en su segundo Dakar en la cabina del veterano MAN naranja, junto a Juvanteny y Criado. “Hay que tener en cuenta que estos dos han hecho séptimos…”, añade Domènech con admiración, haciendo referencia al mejor resultado de sus compañeros en el Dakar, en 2001.

Durante la etapa, los ‘San Bernardos del desierto’ han encontrado el Iveco oficial de Albert Llovera, Ferran Marco y Marc Torres enganchado en una duna, hacia el kilómetro 200. “Los hemos visto casi de refilón, porque nosotros íbamos un poco apartados de donde estaban ellos, pero nos hemos acercado y los hemos sacado de un tirón. Llevaban más de una hora ahí clavados… Nos han dado las gracias, pero no hacía falta… ¡para eso están los amigos!”, relata Criado con su habitual desparpajo.

No es hablar por hablar: Ferran Marco, copiloto del andorrano Llovera en esta edición, fue en 2001 el compañero de Juvanteny y Criado, camino de aquel 7º puesto. La imagen que tenemos del desierto es la de una extensión inmensa de arena y dunas, pero, en ocasiones, ¡es un pañuelo!

El KH-7 Epsilon Team también ha estado activo fuera del desierto este lunes. Para culminar la campaña ‘El camión de los sueños’, Josep Maria Lloreda (Presidente de KH Lloreda) ha visitado a los niños de la Disabled Children’s Association, en sus instalaciones en Riad. El acto ha contado con la presencia de Javier Soria, diplomático de la Embajada Española en Riad. El pasado sábado, durante la jornada de descanso del Dakar en la capital saudí, esta entidad de ayuda a las personas con discapacidad intelectual se hermanó con su homónima barcelonesa Fundació Privada Vallès Oriental, en un evento apadrinado por el popular camión naranja.

Este martes, la novena etapa llevará a los supervivientes desde Wadi Al Dawasir hasta Haradh. Será la jornada más larga del Dakar, con 886 kilómetros totales, 410 de los cuales correspondientes a la especial cronometrada. Con arena, tierra, piedras y algunas franjas de dunas en el recorrido, supondrá otro duro examen para el KH-7 Epsilon Team camino de la ansiada meta de Qiddiya, que aguarda a la caravana el próximo viernes día 17.