Bahrein 2019 Round 2 Fórmula 1: Otra decepción para Ferrari

0
198

Este fin de semana pasado vimos algo más cercano a lo que teníamos en mente antes de que arrancara la temporada: rebases, emociones, duelos incluso entre pilotos del mismo equipo… y mucho drama. Lewis Hamilton y un sorprendente Bottas a bordo del Mercedes, siguen tan fuerte como los últimos años. Ferrari, por su parte, sigue dando de qué hablar y no precisamente de cosas positivas. Y a juzgar por lo visto en las dos primeras fechas, tal parece que si las cosas siguen así, LeClerc va a tomar el liderato del equipo muy pronto. Vettel volvió a cometer un costoso error en la carrera, cuando disputaba posición con Lewis, derrapando el auto al salir de una curva. Charles por su parte, tuvo una arrancada titubeante y quedó detrás de Vettel, pero se repuso de inmediato y recuperó el liderato y así se mantuvo por gran parte de la carrera, refrendando lo mostrado en prácticas y en calificación.

Parecía que el nuevo chico de Ferrari tendría una muy pronta recompensa. Sin embargo, a unas cuantas vueltas de terminar la carrera, comenzó a perder potencia y quedó indefenso ante Hamilton, quien tomó el liderato; se podría decir que hasta de una manera “humilde” ondeando su mano al pasarlo, como diciendo “lo siento, pero tengo que hacerlo”. Sin embargo, el dolor no fue tanto para LeClerc ya que pudo terminar en tercero, gracias a la entrada del Safety Car en las últimas vueltas, lo que obligó a los pilotos a mantener posiciones. Quizás fue una dolorosa lección que va a fortalecer el hambre de triunfo del joven piloto monegasco. Vettel terminó en un muy desabrido quinto lugar.

Otras dos grandes decepciones fueron los Renault y los Haas. Los pilotos del equipo francés estaban dando una buena exhibición de manejo, especialmente Nico. Ricciardo, por su parte, tuvo un ligero impacto con su co-equipero sin consecuencias. Lamentablemente, para ambos, el motor Renault volvió a quedar mal. Seguramente Ricciardo recordó algunas de las malas palabras que tanto usó en las últimas carreras con Red Bull cuando se quejaba de los motores galos. Y mientras tanto, Christian Horner volvió a sonreír en su batalla personal contra su rival novelesco (de Netflix) Cyril Abiteboul, ya que Max alcanzó un valioso cuarto lugar, que sumado al octavo lugar de Pierre Gasly, puso a los dos autos con motores nipones entre el Top 10. El equipo norteamericano por su parte, se perfilaba para tener una buena cosecha de puntos, al menos con Kevin Magnussen, pero éste terminó en el lugar 13, una vuelta atrás. Y Grosjean, para no variar, abandonó muy pronto.

La sorpresa agradable la dió Lando Norris con un desempeño épico y un valiosísimo sexto lugar. Los Williams siguen dando pena, desafortunadamente.

La próxima cita es en China dentro de dos semanas, donde se celebrará la carrera número 1,000 en la historia del serial.

Por: Art Vega.