El duodécimo lugar en la general es el mejor resultado de un venezolano en el Motocross Mundial

0
129

Por: Octavio Estrada/@octano66

LORENZO LOCURCIO SE ACERCA AL REGISTRO DE FERNANDO MACIA EN LA MÁXIMA CATEGORÍA

El estupendo décimo cuarto puesto obtenido este domingo por el venezolano Lorenzo Locurcio en el trazado checo de Loket, escenario de la quinta válida del Campeonato Mundial de Motocross en la máxima categoría MXGP, es el más sobresaliente en la nueva era de la modalidad, aunque no el mejor absoluto alcanzado por centauro criollo alguno en la historia.

Sobre la KTM del equipo JD Gunnex KTM Racing Team, Lorenzo Locurcio se apoderó del duodécimo puesto en la primera manga, mientras en la segunda serie un inconveniente que confrontó con los lentes casi desde el inicio de la prueba, sumado a las molestias en su tobillo izquierdo lesionado una semana antes en los Países Bajos, hizo que tuviera que conformarse con finalizar en la casilla diecisiete siendo superado en la penúltima vuelta por el líder del torneo, el esloveno Tim Gasjer, quien había sufrido una caída que lo obligó a remontar desde el fondo del pelotón.

El lugar catorce en la general alcanzado por Locurcio mejoró en una posición lo hecho hace dos temporadas por el no menos talentoso Anthony Rodríguez, quien quedó colocado en la décima quinta plaza en el GP de Turquía 2019 de MXGP. El mirandino conserva la mejor figuración de un venezolano en una válida mundialista al concluir quinto en el GP de Suiza 2018 en la clase MX2. Por su parte, Lorenzo Locurcio exhibe el mejor resultado individual de motocrossista criollo alguno al apoderarse del subcampeonato mundial Junior en 125cc, evento único celebrado en Bélgica 2014.

LA MARCA DE FERNANDO MACÍA EN 500cc

En 1974, durante la disputa de la octava válida del Mundial FIM de 500cc, Gran Premio de los Estados Unidos efectuado en Carlsbad, California, el venezolano Fernando Macia (entonces de 24 años edad, la misma que hoy tiene Lorenzo Locurcio), finalizó en el duodécimo puesto en la suma de las dos mangas ante los mejores pilotos del planeta, carrera en la que hizo su debut mundialista en una Yamaha del equipo Venemotos, formación que también contó con el velocísimo Ricardo Boada.

Hace casi medio siglo el sistema de puntuación internacional solo otorgaba unidades a los 10 primeros en cada manga (en el presente son los 20 mejores), pero además, solo se registraba la combinación de las dos baterías de 40 minutos más dos vueltas. Fernando Macia arribó décimo quinto en la primera manga y un puesto más atrás en la segunda, pero en la suma de tiempos, quedó clasificado en el décimo segundo peldaño en la general. Su compañero Boada debió abandonar al sufrir una fuerte caída.

Para la crónica, los protagonistas de aquella cita californiana formaron parte de una legendaria saga de campeones que marcaron el motocross internacional en los años 70: nombres como los de Roger De Coster, Heikki Mikkola, Bengt Aberg,  Adolf Weil, Pierre Karsmakers, Ake Jonsson, Willy Bauer, Brad Lackey, Marty Tripes, victoria que se adjudicó por diferencia de una rueda el holandés Gerrit Wolsink, en una Suzuki, frente al finés Mikkola en Yamaha.