Resumen Etapa 11: Brabec y Sainz se mantienen en el liderato a falta de 1 etapa Dakar 2024

0
605

Dakar 2024 | Etapa 11 | ALULA > YANBU
18 enero 2024 Enlace > 107 km – Especial > 420 km

EN EL PUNTO DE MIRA

¡El terreno deja claro una vez más que es decisivo! Con más de 4.700 kilómetros de especiales a lo largo de dos semanas de carrera, siempre es posible especular en qué punto se decidirá la victoria. Las dunas del Empty Quarter fueron sin duda importantes, las rocas volcánicas de la primera etapa también tuvieron su papel, y podríamos enumerar los daños registrados en cada una de las etapas en una u otra de las categorías. Sin embargo, no se puede obviar que el trayecto de AlUla a Yanbu fue un paso importante, el momento de la verdad para los aspirantes a la corona. En el sector cronometrado de 420 kilómetros, los líderes tenían la misión de mantener a raya al pelotón perseguidor. Eso es lo que pudo hacer Ricky Brabec, a pesar de la victoria de etapa de Ross Branch, y Carlos Sainz supo aprovechar los contratiempos de Sébastien Loeb.

LO ESENCIAL

 Todo es posible todavía… pero en la escala relativa en la categoría de motos, donde el Monster Energy Honda Team había asegurado el liderato a Ricky Brabec. Con el pacto aceptado por todos los rojos, quedaba por resolver la cuestión del segundo puesto, al alcance tanto de Adrien Van Beveren, en un gran momento de forma, como de Nacho Cornejo, que empezaron el día a menos de 4 minutos de diferencia con Ross Branch. El caso del chileno se resolvió en el kilómetro 111, punto en el que tuvo que lidiar con su moto para solucionar un problema con la bomba de combustible. Mientras tanto, el piloto de Hero, que había salido en quinta posición, supo aprovechar la situación para subir en el escalafón y se adjudicó su segunda victoria de etapa en estas dos semanas y recortó muy ligeramente la distancia que le separaba de Brabec… protegiendo hábilmente su segundo puesto en la general. Adrien Van Beveren también mantuvo su tercer puesto, a pesar de un susto cuando se cruzó con un rebaño de camellos que culminó con una aparatosa caída. Se acabaron los giros en la historia de los pilotos de dos ruedas, pero todavía hubo unos cuantos y espectaculares en la categoría Ultimate, con el duelo Sainz-Loeb provocando sudores fríos a los adictos del «live tracking» durante toda la jornada. Los escenarios cambiaron varias veces conforme se iban desarrollando las aventuras de Loeb (véase Un duro revés). El piloto de BRX pudo salvar su puesto en el podio, pero se lo debe en gran parte a la primera gran caída de Lucas Moraes en el Dakar. Al perder más de dos horas, el brasileño ha descendido del tercer al noveno puesto en la clasificación. Por su parte, Guerlain Chicherit, sinónimo de buenas sensaciones al final del Dakar, prosigue su remontada y se coloca en el cuarto puesto gracias a una segunda victoria de etapa consecutiva como abridor. Para subir al podio mañana, Chicherit tendría que sacar 7 minutos en 175 kilómetros a Sébastien Loeb, que sale primero. No es una ecuación sencilla. En la categoría Challenger, es poco probable que Mitch Guthrie se hunda desde lo más alto de la clasificación con una ventaja de más de 25 minutos sobre Gutiérrez. En cualquier caso, el dúo Cavigliasso-Pertegarini puede intentar un triplete de victorias tras ganar una segunda etapa consecutiva (véase La actuación del día). Por su parte, Xavier de Soultrait deberá vigilar de cerca a su primer rival en la clasificación, Jérôme de Sadeleer, que se encuentra a 2’49». En cuanto a los camiones y a pesar de la décima victoria de etapa de su carrera, Aleš Loprais sigue sin bajar de la marca de las dos horas por detrás de Martin Macík, que es quien debería volver a llevar la bandera checa a lo más alto de la clasificación final y lucirla con orgullo en el podio de Yanbu mañana por la tarde.

LA ACTUACIÓN DEL DÍA

Nicolás Cavigliasso debería haber empezado su demostración un poco antes para jugar un papel destacado en este Dakar 2024, como lo hizo cuando se estrenó como piloto de quad y terminó en segundo puesto en su primera participación en 2018 y luego ganador magistral al año siguiente. Muchos recuerdan la ceremonia del podio en Lima, donde el argentino pidió matrimonio a una joven. Valentina, que insistió en conservar el apellido Pertegarini, se sienta ahora en el cubo derecho del Challenger pilotado por Nicolás. Así fue ya el año pasado, pero los dos recién llegados a la categoría sufrieron demasiados problemas técnicos para llegar a la meta en la clasificación oficial. Este año, lo conseguirán, y derrochando estilo. Puede que estén rezagados en la clasificación de su clase, pero la pareja ha conseguido ganar dos veces seguidas. Toda una primicia para una tripulación unida por el voto del matrimonio.


UN DURO REVÉS

Las alegrías y las penas de Sébastien Loeb en el Dakar son toda una novela de aventuras. El piloto francés ha engrosado su palmarés con numerosas victorias de etapa y se ha imaginado a sí mismo ganando la carrera tantas veces como la ha perdido en realidad. Y la carretera de Yanbu se ha acabado convirtiendo en uno de esos lugares de perdición en los que sus opciones de victoria se han esfumado, al día siguiente de una jornada en la que había relanzado de forma invisible su duelo con Carlos Sainz. Esta mañana, con trece minutos de desventaja en un terreno arriesgado, Loeb tenía la oportunidad de empujar a su rival hasta el límite. A pesar de los problemas de pinchazos que sufrió en la primera y la décima etapa, el cazador no dudó en llevar el nivel de ataque lo suficientemente lejos como para ir a por todos esos paquetes de segundos. Finalmente no fueron los neumáticos los que le hicieron detenerse, sino un impacto brutal que le rompió la transmisión delantera derecha en el kilómetro 132. Sin solución inmediata, el alsaciano tuvo que esperar a la asistencia, lo que le obligó a renunciar a un montón de horas. Pero la providencia llegó en forma del Hunter del piloto chino Yungang Zi, que cedió amablemente la pieza que ha permitido al campeón conservar su puesto en el podio. Todavía le quedaba llegar a la meta sin demasiado retraso y evitar los pinchazos. Al final de la jornada, Loeb tuvo que detenerse un total de tres veces y acabó la etapa con las ruedas en un estado lamentable, pero hizo lo suficiente como para salvar su tercer puesto y con 7 minutos por delante de Guerlain Chicherit.

W2RC : Brabec y Honda se preparan

Ricky Brabec y Honda pueden tomar mañana el control de la clasificación de la FIM. En W2RC, el estadounidense ya fue subcampeón en 2022, antes de terminar en novena posición la temporada pasada. Para Ross Branch, que aspira mañana al segundo puesto de la general, será una posición sin precedentes al conseguir el cuarto puesto en 2023 después de una posición 13 en 2022. En cambio, en el caso de Adrien Van Beveren, el tercer puesto al que parece destinado es exactamente el que el francés ha logrado en las dos temporadas anteriores. Así las cosas, Honda se colocaría en cabeza de la clasificación de constructores, gracias a las actuaciones combinadas de Brabec y de Adrien Van Beveren, que sumarían 62 puntos. Hero MotoSports, con el único piloto que queda en carrera, situaría a la marca india en segunda posición con 30 puntos.


CON SABOR A CLASSIC

Lorenzo Traglio y su Nissan Pathfinder con los colores de Tecnosport pueden haber dado hoy un golpe maestro. Con 797 puntos frente a los 791 de Carlos Santaolalla esta mañana, el italiano ha conseguido hoy alcanzar al hombre fuerte de la primera semana. Esta tarde, a orillas del Mar Rojo, nada más que un punto separa a las dos tripulaciones, para las que la última etapa de mañana tendrá de todo menos un ambiente de desfile a orillas del Lago Rosa. En su día se decía que un Dakar nunca se gana hasta que no se llega a Dakar. Mañana, para rendir el homenaje con el que sueña a su padre Maurizio, que dirigió Tecnosport en los años 90, Lorenzo tendrá que conseguir más de un punto antes de Yanbu.