Nicolás Cardona en el puesto 38 del Rally Dakar 2023

0
96

Por: Octavio Estrada (Octanopedia/@octano66)

Pese a tener varios años sin competir en esa modalidad

UN DAKAR EXTREMO CONFIRMÓ TALENTO DE NICOLÁS CARDONA

Cuando el motociclista venezolano Nicolás Cardona recibió la confirmación de su participación en el Dakar 2023 apenas dos meses antes de darse la salida en Red Sea, en la costa noroccidental de Arabia Saudita, sabía que era un reto inmenso el que estaba por encarar, pero jamás se imaginó que iba a enfrentar la edición más exigente de los últimos 15 años, competencia en la que consiguió llegar a la meta por quinta ocasión en igual número de presentaciones.

La última vez que Nicolás Cardona había tomado parte en el Dakar había sido hace seis años, cuando la justa todavía se disputaba en Suramérica, rutas que había completado en 2013, 2014, 2016 y que también culminó en 2017, pero la de 2023 en el Medio Oriente representaba una incógnita total para el centauro larense que desde entonces no había vuelto a manejar una máquina de la modalidad cross-country rally, tiempo en el que se mantuvo activo de forma parcial compitiendo en el motocross nacional, en pistas de Florida (Estados Unidos) o junto al equipo de Venezuela en los Seis Días de Enduro (ISDE).

El balance estadístico al concluir la cuadragésima quinta edición del Dakar, mostró a Nicolás Cardona en el trigésimo octavo puesto en la general de motos entre los 90 centauros que el domingo 15 de enero completaron la distancia y subieron a la rampa de premiación en Dammam, ruta de más de 8500 kilómetros que arrancó el 31 de diciembre de 2022 y que registró hasta 40 abandonos – con cerca de una decena debido a fortísimas caídas que provocaron lesiones en los pilotos – lo que volvió a confirmar los peligros y riesgos que acompañan a la legendaria carrera.

Al tiempo total acumulado luego de más de 4000 kilómetros de pruebas especiales en los contabilizó 56 horas, 24 minutos y 24 segundos, hay que agregar no menos de un centenar de horas adicionales en los extensos traslados o enlaces por las rutas públicas de Arabia Saudita donde los participantes debían respetar las normas de tránsito locales. Un ejemplo claro se vivió en la sexta de las catorce etapas, en la que Nicolás Cardona manejó su moto durante 15 horas consecutivas luego de partir en la madrugada y arribar al campamento en horas de la noche tras soportar intensas lluvias, fuertes vientos y muchísimo frío en las carreteras locales.  El promedio diario sobre la moto a lo largo de las 14 jornadas fue de unas 8-9 horas, lo que da cuenta del enorme desgaste físico al se enfrentaron los centauros.

El barquisimetano de 37 años volvió a contar con el respaldo técnico del equipo español Pedregá Team que le preparó una Husqvarna 450cc marcada con el número 95 con la que tomó parte en la categoría Rally 2, la más concurrida en las dos ruedas y con ella consiguió concluir en la vigésima primera plaza entre el centenar de inscritos, mientras en la tabla extraoficial que agrupaba a los pilotos suramericanos, Cardona quedó tercero detrás del argentino Stefano Caimi de gran desempeño en su debut y del chileno Patricio Cabrera. La mejor presentación de Nicolás Cardona en un Dakar la había cumplido en 2016 cuando se adjudicó la victoria en la modalidad Maratón además de finalizar entre los veinte primeros en la clasificación general.

A la discreta preparación física que estaba emparejada al hecho de subirse a una máquina desconocida y al tener que adaptarse sobre la marcha a un sistema de navegación que también suponía una novedad para él (road book digital), factores todos que no fueron impedimentos para que Nico Cardona desistiera del reto que suponía completar la maratón arábiga, cita que además de revelarse como la más extrema de los últimos tiempos puso a prueba la fortaleza mental de los atletas, elemento clave al momento de sortear los centenares de retos que tuvieron que enfrentar en miles de kilómetros de interminables dunas o caminos con piedras enormes, a los que hubo que sumar las bajas temperaturas y torrenciales lluvias que no estaban en las estimaciones de los organizadores.

El Dakar 2023 fue también la consagración absoluta de la nueva escuela suramericana con cinco especialistas entre los diez primeros, grupo liderado por el argentino Kevin Benavides, integrante del equipo KTM que alcanzó su segundo triunfo al superar en un alucinante duelo a su compañero de formación, el australiano Toby Price, dupla que concluyó separada por apenas 43 segundos luego de más 44 horas de pruebas especiales. En el top ten también se ubicaron los chilenos Pablo Quintanilla (Honda) y su compañero de marca José Ignacio Cornejo, cuarto y octavo, respectivamente, mientras el argentino Luciano Quintanilla (Husqvarna) – hermano menor de Kevin – arribó sexto y su compatriota Franco Caimi (Hero) quedó décimo.

La participación de Nicolás Cardona en Dakar 2023 fue posible gracias al fundamental respaldo comercial de Team Pepitería 13, Changan Auto Venezuela, Foton Caracas, Interglobal Yatch Sales, Furia Energy, VD Import Tires, RTR Caracas Motorcycle y Husqvarna Venezuela, además del copatrocinio de Yamamotors1, Solmotos, Pedrega Team, Motul, Motor Shop Center, Eco Posada 30 Nudos, DcMx Graphics y FMV.

El arribo de Nicolás Cardona a Venezuela está pautado para este martes 17 de enero vía Estambul. Una vez en Caracas de inmediato “El guaro dakariano” retomará su preparación con miras a los torneos nacionales donde dirige el equipo Pepitería 13; también ha iniciado el rescate del bellísimo trazado de motocross de Nirgua, en Yaracuy, además de proseguir los nuevos retos deportivos y comerciales que está por emprender, así como preparar con suficiente anticipación su presencia en el Dakar 2024 que volverá a efectuarse en Arabia Saudita.