Para ilusionarse en ésta temporada de F1, buen desempeño en carrera, bien por Checo.

Inicio desastroso en la Q2

Checo Pérez no estuvo al nivel de su compañero Max Versttappen. Un error en la Q2 al exceder los límites de la pista en la curva 4, eliminando el que había sido su mejor tiempo hasta ese momento, obligándolo a jugarse todo en un último intento.

La casa austriaca increíblemente  apostó por mandar al mexicano con un set de neumáticos medios nuevos para su salida definitiva en la segunda ronda, con los que apenas cronometró 1m 30.659s, ubicándose undécimo de la parrilla y a 35 milésimas de segundo de entrar a los 10 primeros; era importante tener una posición de salida más adelante en la grilla de partida,  los neumáticos suaves le hubiesen dado ese extra que necesitó y más siendo esta su primera calificación de la temporada en equipo nuevo y con tan pocas vueltas en una pretemporada casi inexistente.

La carrera “pintó” mucho mejor para Checo.

Después de calificar en la P11 y salir desde el pit lane debido a un problema eléctrico con el auto que lo dejó unos momentos varado en la pista, parecía que la fortuna no le sonreiría el fin de semana de su debut.

Sin embargo, el piloto de Red Bull, logró remontar posiciones en tres ocasiones, aprovechó el auto de seguridad por el choque de Nikita Mazepin para cambiar el juego de neumáticos y después de las paradas en pits pudo comenzar una metódica carrera de recuperación al estilo que mejor conoce, quedando en el quinto lugar y logrando sus primero puntos con su nuevo equipo. El Jefe de equipo Christian Horner, reconoció la excelente labor del mexicano al volante de su Red Bull RB16B, así como la afición que le otorgó el reconocimiento Driver Of The Day, de la carrera en Qatar.

Las declaraciones de Checo al finalizar la carrera en Catar.

Cuando Checo se dirigía a la parrilla de salida, su RB16B se apagó. Esta situación obligó a una vuelta extra para ordenar a los pilotos en su posición de salida. Perez y RBR lograron encender el coche, pero el mal ya estaba hecho, teniendo que arrancar desde la zona de pits, ésto declaró al finalizar la carrera.

“No lo sé (lo que sucedió). En medio de la curva se apagó”, dijo Checo en la zona de prensa en Sakhir.

“Fue una locura. Yo venía calentando los neumáticos y se apagó todo. Perdí motor, la batería”.

“Estaba a punto de bajarme del auto, pero desconecté el volante y lo volví a poner y fue cuando escuché a mi ingeniero hablar por la radio. Pudimos seguir adelante”.

“Estoy contento por conseguir buenos puntos para el equipo, recuperarnos de donde empezamos. Es solo el inicio y hay mucho trabajo por delante, pero vemos progresión”.

“Ya solo por poder hacer esos kilómetros de hoy valió la pena, los necesitaba después de que ayer perdí en la Q2. Cada vez que doy más vueltas en el auto estamos haciendo más click con todo el equipo”.

“Hoy perderme la carrera hubiera sido un desastre, porque hubiera retrasado ese proceso aún más”, finalizó el piloto.

Termina el fin de semana inaugural de la F1, dejándonos emocionados y esperando con muchas ganas la siguiente carrera de la temporada, nos vemos en Imola, en el GP de Emilia Romagna.