Juan Pablo Montoya gana las 24 horas de LeMans

0
334

Un sabor agridulce deja la presentación de los pilotos colombianos en la edición 89 de las 24 Horas de Le Mans, la prueba de resistencia más importante del automovilismo mundial. Por un lado Juan Pablo Montoya y su equipo DragonSpeed Oreca Gibson #21 ganan la carrera en la categoría LMP2 Pro Am (9 participantes), logran el top 10 entre los LMP2 (24 en total) al cerrar en el décimo puesto y se ubican P. 15 en la general de la carrera entre 61 vehículos participantes.

Desafortunadamente para el Richard Mille Racing Team de la bogotana Tatiana Calderón las cosas no salieron bien, pues en el primer cuarto de carrera, iniciando la quinta hora (5:05.41s) abandonaron la prueba tras un choque que dejó muy afectado el carro cuando conducía Sophia Floersch.

El Totoya GR 010 Hybrid #7 del equipo japonés Toyoya Gazoo conducido por Kamui Kobayashi, el argentino José María «Pechito» López y el británico Mike Conway, consiguió la victoria, primera en la historia de la mítica prueba para la categoría que incursionó este año.

Juan Pablo Montoya y sus compañeros Henrik Hedman y Ben Hanley tuvieron una buena carrera en donde fueron de menos a más, clasificaron en el puesto 13 pero en las prácticas previas tuvieron un duro accidente cuando conducía el colombiano debido a una falla en la suspensión que los envió contra el muro y debieron trabajar en reuperar el carro para la competencia. La partida no fue fácil, pues sucedió bajo la lluvia y con safety car a bordo por temas de seguridad hasta que la pista secara un poco.

Superando las dificultades, especialmente las del manejo del tráfico y pista mojada, los tres pilotos lograron ascender en posiciones tanto en la general de los LMP2 como en los de la clase Pro Am (equipos con un piloto bronce o amateur en su alineación, en este caso Hedman) y se mantuvieron la mayor parte de la carrera entre los primeros 12 de la LMP2 y en el Top 5 de los ProAm, apoderándose del primer lugar en esta división desde la hora 18 y defendiéndola hasta cruzar la meta.

Para la última hora de carrera Montoya se subió al carro, pero en los minutos finales hubo que ceder el turno a Hedman para que completara el tiempo exigido al volante al piloto amateur y poder así validar el triunfo del equipo que los pone ahora como líderes de la ProAm en el Mundial de Resistencia FIA WEC, puesto que se anotaron doble puntaje el fin de semana con este resultado que sumaba para la cuarta fecha del Campeonato.

Juan Pablo Montoya:

“Fue un muy buen fin de semana, tuvimos muchos problemas durante toda la semana y en prácticas. La verdad estábamos preocupados porque cada vez que salíamos aparecía un problema nuevo, y era raro porque el carro estaba bien preparado y esto nos tenía muy estresados, me di un golpe muy duro el jueves y en el inicio de la carrera estaba muy prevenido, al final las cosas se dieron. Nos asustamos mucho cuando Ben no entró a pits cuando tenía que entrar y con una vuelta tan grande por delante pensamos que hasta ahí había llegado todo, nos mirábamos todos y decíamos no puede ser» (era la última hora de carrera, marchaban 1ros en la ProAm, y se ponía en juego todo lo conseguido).

«Gracias a Dios alcanzó a llegar,  afortunadamente teníamos suficiente ventaja y la pudimos manejar, pero hicimos todo para complicarnos. El bronce tenía que manejar seis horas y cuando acabo su turno nos faltó un minuto, o sea nos faltaba recorrer una tercera parte de la vuelta a la pista para que completara su tiempo, pero se le había acabado la gasolina y tenía que entrar, entonces era muy complicado lo que tocaba hacer en ese punto. Con todo y eso al final Ben y yo hicimos un par de stints muy rápidos y abrimos una buena ventaja para ganar la carrera, estamos muy contentos», concluyó Montoya.

Como lo habíamos pronosticado la triple corona no era una opción en esta oportunidad para el colombiano, pues para ganársela el triunfo debe ser en la general de la carrera y los equipos de los hypercar y LMP2 tenían la superioridad, las opciones eran casi nulas, aunque en las carreras de autos puede pasar de todo y más en una como Le Mans 24.

Así fue la Carrera del Richard Mille Racing #1 -Tatiana Calderón

Tatiana Calderón arrancó el #1 del equipo Richard Mille Racing y con la estrategia de no cometer errores y alejarse de los problemas, el equipo había conservado su posición en la vuelta del líder; avanzando del puesto 22 en el que largó a la posición 14 de carrera.

 No obstante, la mala fortuna se hizo presente en la quinta hora de la carrera en la pista de La Sarthe, cuando Sophia Floersch se vio envuelta en un contacto consecuencia de un primer choque con el G-Drive #26.

 Posteriormente, la piloto de origen alemán fue fuertemente colisionada por el LMP2 #74, cuando ondeaba doble bandera amarilla en la zona, dejando al prototipo del Richard Mille sin oportunidad en la edición 89 de las 24 Horas de Le Mans.

Así, Tatiana y sus compañeras dejan su segunda incursión en esta prueba, aunque sin más que lamentar, toda vez que Floersch se encuentra bien. Y así lo dijo Beitske Visser, la otra compañera de equipo: “Lamentablemente estamos fuera debido a un accidente fuera de nuestro control, pero lo más importante es que Sophia está bien”.

Tatiana Calderón comentó: “Desafortunadamente terminar temprano nuestra segunda carrera de 24 Horas la verdad es difícil y te recuerda por qué el automovilismo a veces es cruel, pero al final creo que hay que quedarse con lo positivo. Personalmente disfruté muchísimo los primeros tres stints que hice, hacer la salida con las condiciones difíciles que había (bajo mojado), sin hacer errores, luego manejar dos stints en seco y creo que mostramos un buen desempeño, ganamos varias posiciones, y lo mismo hacían mis compañeras, así que agradezco al equipo por el trabajo que han hecho, pero hoy no fue error nuestro, así que hay que concentrarse en lo que viene. Muchas gracias a todos por todo el apoyo y la buena energía en estas últimas dos semanas”.

Los dos pilotos colombianos volverán a la competencia del FIA WEC para la quinta ronda de temporada que se cumplirá el 30 de octubre en Bahrain.