Márquez y Honda reinan en el #JapaneseGP ante el Rookie del Año

0
54
  • El binomio Marc-Honda logra el título de Constructores ante un Quartararo que se corona como rookie y un Dovizioso que resiste ante Viñales.

Marc Márquez (Repsol Honda Team) demostró este domingo que la resaca del gran éxito en Buriram no ha hecho mella en él al adjudicarse el triunfo en la gran carrera de MotoGP™ del Gran Premio Motul de Japón, después de imponerse con autoridad sobre Fabio Quartararo (Petronas Yamaha SRT) y Andrea Dovizioso (Ducati Team).

El triunfo ratifica a Márquez en cabeza, ampliando todavía más las distancias ya con el título en el bolsillo, mientras que Dovizioso deja el subcampeonato visto para sentencia, al tiempo que Quartararo se adjudica el título de Rookie del Año, tras obtener su ventaja definitiva respecto a Joan Mir (Team Suzuki Ecstar). Al mismo tiempo, Honda celebra ante su público el ansiado título de Constructores.

Márquez arrancó de forma inmejorable la carrera, en una salida limpia en la que tan solo Franco Morbidelli (Petronas Yamaha SRT) dio síntomas de flaqueza al ceder algunas posiciones. Una circunstancia que aprovechó a la perfección Jack Miller (Pramac Racing) para colocarse 3º. Tras él, Maverick Viñales (Monster Energy Yamaha MotoGP) y Cal Crutchlow (LCR Honda Castrol) firmaron un aguerrido duelo que permitió a Morbidelli recuperarse rápidamente.

La noticia, sin embargo, saltó con el adelantamiento de Quartararo sobre Márquez en la zona de las eses, pese a que el octocampeón conseguiría recuperarse rápidamente, dando réplica al joven piloto francés, que estuvo a punto de irse al suelo tras verse nuevamente superado.

Tras reafirmarse en cabeza, Marc trató de tirar desde un primer momento, aprovechando también que otro candidato a la victoria como Viñales caía a la séptima plaza. Tras el mal arranque de Morbidelli y el colapso inicial de Valentino Rossi (Monster Energy Yamaha MotoGP), las esperanzas de Yamaha residían en el buen hacer de Quartararo, que también trataría de abrir brecha para ir a la caza del ’93’.

El margen entre ambos se elevaría hasta 1.1 segundos en la cuarta vuelta, pese a que ‘El Diablo’ daba síntomas esperanzadores de ir al alza. Dos giros más tarde, sin embargo, llegaría el primer hachazo serio del octocampeón, tras una vuelta en 45.7 que le permitió aumentar la brecha en dos décimas. Tras ellos, Miller también cogía aire siendo 3º por delante de Morbidelli, mientras Álex Rins (Team Suzuki Ecstar), que partía 11º, era 9º.

Acto seguido, Quartararo quiso reivindicar que quedaba mucha carrera, al recuperar dos décimas. El líder debería sudar más si quería consumar una fuga marca de la casa. Por detrás de ellos, un tridente comenzaba a dar mucho que hablar, ya que Morbidelli, Dovizioso y Viñales rodaban prácticamente juntos, dejando a Crutchlow y Rins más atrás.

El que quedaría apeado de la lucha por los puntos sería Andrea Iannone (Aprilia Racing Team Gresini) al irse al suelo en la curva 11. Por lo que respecta a la cabeza, todo se mantendría igual durante varias vueltas, con un margen entre Márquez y Quartaría que bailaría entre el segundo y el segundo y medio.

Tras ellos, Morbidelli comenzaría a sentir el aliento de ‘Dovi’, con Viñales y Miller rodando por detrás. A falta de 11 vueltas, de hecho, la distancia entre los dos primeros pilotos se iría a los 2 segundos, por lo que la atención de la carrera se centraba en una pelea por el podio que ya era cosa de Morbidelli, ‘Dovi’ y Viñales. El piloto de Ducati daría el primer golpe, al colocarse 3º en la frenada de la curva 11.

Sería Viñales el que una vuelta más tarde consumaría su adelantamiento sobre Morbidelli, al aprovechar un pequeño error del joven piloto de Petronas Yamaha SRT. La rápida reacción del de Roses le permitiría ir rápidamente tras la estela de un Dovizioso completamente lanzado.

Con la brecha entre Márquez y Quartararo elevándose hasta los 2 segundos y medio con el paso de las vueltas, todos los focos se centrarían en el duelo entre ‘Dovi’ y un Maverick que comenzaría a preparar el potencial adelantamiento a falta de 7 vueltas. La menor tracción del italiano daba alas al español, que parecía presumir de una mayor velocidad en el paso por curva.

Restaban apenas 5 vueltas y ‘Dovi’ demostraba ser capaz de todo, cerrando todas las puertas a su rival, gracias a sacar partido de la mayor aceleración de la Desmosedici GP en los puntos calientes del trazado japonés. Viñales, sin embargo, no tiraba la toalla, a diferencia de un Rossi que quedaría fuera de juego tras irse al suelo a falta de 4 vueltas, cuando rodaba 11º a 14 segundos de la cabeza.

Tras el duelo que acaparaba la atención, Rins y Crutchlow también mantenían su guerra particular por la sexta plaza, a la espera de dar problemas a Morbidelli. La sorpresa saltaría a falta de 2 vueltas, cuando ‘Dovi’ tomaría aire respecto a Viñales y asestaría un hachazo a Quartararo recortando 8 décimas para quedarse a 1.4 del rookie de Niza. Lo imposible comenzaba a ser creíble.

En el penúltimo paso por línea de meta la distancia entre ambos se acortaría hasta las 8 décimas y tras los primeros sectores se reduciría hasta medio segundo. Por desgracia para ‘Dovi’, le faltarían aún unos metros más y Quartararo lograría amarrar su segunda plaza por detrás del implacable vencedor, Marc Márquez, que sumaría su décima victoria del año para darle el título de Constructores a Honda, mientras ‘El Diablo’ se alzaba finalmente con el título de Rookie del Año.

Tras ‘Dovi’, que cosecharía el podio número 100 de su carrera, cruzaría la línea de meta Viñales, mientras que Crutchlow se impondría en un frenético sprint final a Morbidelli y Rins para adjudicarse la quinta plaza. Acto seguido llegaría el otro piloto español de Suzuki, Joan Mir, que también se adjudicó un buen botín de puntos, mientras que el Top 10 lo completarían las Desmosedici GP de Petrucci y Miller.

Pol Espargaró (Red Bull KTM Factory Racing) sería 11º, mientras que su hermano Aleix (Aprilia Racing Team Gresini) también lograría puntuar al finalizar 15º, en detrimento de los otros dos pilotos de Honda, Takaaki Nakagami (LCR Honda Idemitsu) y Jorge Lorenzo (Repsol Honda Team), que quedaron apeados de la zona de los puntos.

Con su décimo triunfo del año, Márquez, que tuvo que ser remolcado tras quedarse sin gasolina al cruzar la meta, logra la victoria número 90 de su carrera, la 54 en la categoría reina, con la que iguala las de Mick Doohan, así como las 54 del propio Doohan y Dani Pedrosa con Honda en todas las categorías. Para Quartararo la segunda plaza supone el sexto podio del año y le permite superar a Rossi en la general.

Marc alcanza ya la friolera de 350 puntos en cabeza, 119 más que los que atesora ‘Dovi’ (231) en la segunda plaza, mientras que Rins (176) se queda ahora a 55 del italiano y ve cómo se complica su objetivo de pelear por el subcampeonato. Rins, de hecho, ha sido igualado por Viñales (176), mientras Petrucci (169) comienza a sentir el aliento de un imparable Quartararo (163) que ha dejado 7º a Rossi (145). La próxima cita en Australia volverá a tener una importancia capital en la lucha por el podio del campeonato, a la espera de definir el título de mejor piloto independiente y el título de Equipos.

Download the PDF file .