Lorenzo anuncia su retirada

0
72
  • El piloto balear desvela que la carrera del próximo domingo en Valencia será la última de su laureada trayectoria como profesional.

Llegó el día. Jorge Lorenzo (Repsol Honda Team) anunció este jueves su retirada como profesional ante los medios de comunicación después de una emotiva rueda de prensa celebrada en el Circuit Ricardo Tormo de Valencia.

Lorenzo arrancó su comparecencia junto al CEO de Dorna, Carmelo Ezpeleta, dando las gracias a todos los presentes, asegurando que sentirse acompañado en un día tan especial le hacía sentir «orgulloso y feliz». «Siempre he creído que hay 4 días que por encima del resto son importantes en la vida de un piloto: cuando debutas en el Mundial, cuando ganas tu primera carrera, cuando ganas el Mundial y luego cuando anuncias tu retirada».

«Como podéis imaginar, ese día ha llegado para mí y estoy aquí para anunciar que esta será mi última carrera en MotoGP™ y que después de esta carrera me retiraré como piloto profesional», continuó Lorenzo, ante el espontáneo aplauso de toda la sala de prensa, plagada de medios y también de compañeros de profesión, tanto pilotos como técnicos y otros miembros del paddock.

Jorge pasó a realizar entonces un repaso a su trayectoria, recordando que se inició en el mundo de las motos a los 3 años. «Casi 30 años de plena dedicación a mi deporte. Las personas que han trabajado conmigo saben hasta qué punto soy perfeccionista», reivindicó Lorenzo, vinculando dicho perfeccionismo a «mucha automotivación».

‘El Espartano’ pasó entonces a analizar su complicada temporada en Honda, en la que «las lesiones llegaron muy pronto para desempeñar un papel importante» en su rendimiento y en sus resultados. «No era capaz de estar en unas condiciones físicas normales para ser rápido y competitivo», comentó, recordando, además, que nunca sintió que la moto fuese «natural» para su pilotaje, pese a «no perder la paciencia en ningún momento».

«Cuando comencé a ver algo de luz al final del túnel, tuve esa caída tan fea en Montmeló, y algunas semanas después, otra aún peor en Assen. Todos sabemos las consecuencias que esto tuvo», repasó con pesar, antes de admitir que, en aquella ocasión, se le pasó por la cabeza la idea de dejarlo: «Tengo que admitir que cuando dejé de rodar en la grava, el pensamiento que me vino a la mente fue ‘¿Qué demonios estoy haciendo aquí? ¿Realmente vale la pena? Esto tiene que acabar'». Sin embargo, tras «una larga reflexión», abogó por volver a intentarlo: «Quería estar seguro de que no estaba tomando una decisión a la ligera, es decir, sin ser del todo consciente».

«La verdad es que, a partir de esa caída, la montaña se volvió muy alta para mí», admitió, consciente de que no sería capaz de encontrar «la motivación y la paciencia» para revertir la situación. «Todos sabéis que me encanta pilotar, me encanta la competición, me encanta este deporte, pero, por encima de todo, me encanta ganar. En algún momento me di cuenta de que esto ya no era posible o, como mínimo, a corto plazo con Honda», confesó el pentacampeón mundial.

«En esta fase de mi carrera era imposible para mí mantener la motivación», confesó Lorenzo, antes de mostrar su lamento por Honda. «Tengo que decir que lo siento mucho por Honda, especialmente por Alberto (Puig), que ha sido el que me ha ofrecido esta oportunidad», comentó, antes de recordar una experiencia con el Team Manager antes de su paso a Honda. «Lamentablemente, he decepcionado a Alberto y también a Takeo, Kuwata y Nomura San» prosiguió Jorge antes de apuntar que su retirada es «la mejor decisión» para él y su equipo, ya que «Honda y Lorenzo no pueden luchar solo por entrar en los puntos». «Tanto Honda como yo somos ganadores y siempre necesitamos luchar por ganar», sentenció al respecto.

Visiblemente emocionado en algunas fases de su discurso, Lorenzo también se confesó «muy afortunado» por su laureada trayectoria, tras tener la oportunidad de «luchar contra pilotos increíbles que no han tenido tanto éxito como yo y algunos de ellos no han podido llegar al campeonato mundial». «Siempre me sentiré muy afortunado de haber tenido esta oportunidad», comentó el balear, antes de dar las gracias a todos los implicados a lo largo de su carrera, comenzando por Dorna y su CEO, Carmelo Ezpeleta.

Los elogios a las fábricas que apostaron por él -Derbi, Aprilia, Yamaha, Ducati y Honda- precedieron a sus palabras de afecto a sus familiares, así como a sus aficionados y su particular Fan Club, al margen del resto de amantes del motociclismo y otras personas clave en su carrera. Tras su discurso y la visualización de un emotivo vídeo que recoge algunos de sus momentos cumbre, Lorenzo conoció de boca de Carmelo Ezpeleta que será erigido MotoGP™ Legend en la próxima cita de Jerez. La sala de prensa, como cabía esperar, estalló en una atronadora ovación.