Jules Cluzel, mejor tiempo en Portimao con una Yamaha a medida

0
98
  • El piloto del GMT94 ha tenido que adaptarse a un cambio de marchas en el lado derecho y a una modificación en el freno trasero.

Jules Cluzel (GMT94) ha regresado a la acción tras un obligado periodo de inactividad, provocado por la lesión en la pierna izquierda que sufrió en la dramática carrera final de temporada, en Qatar, cuando se cayó en la última vuelta jugándose el título de WorldSSP que finalmente acabó en manos de su rival Sandro Cortese.

Tras pasar por el quirófano, el piloto francés tuvo que afrontar un período de recuperación de tres meses antes de poder volver a poner un pie en el suelo. Pero las secuelas de esa caída – en la misma pierna que ya sufrió una fractura de tibia y peroné en 2015- han obligado a realizar diversas modificaciones en la Yamaha YZF-R6 del equipo GMT94, la estructura con la que afrontará su séptima temporada en World Supersport. Así, en el test de Portimao celebrado la semana pasada se pudo ver al piloto galo rodar con una montura con el cambio de marchas en el lado derecho, además de una modificación en el freno trasero, una distribución muy diferente a la YZF-R6 que conduce su compañero de garaje Corentin Perolari y, de hecho, al resto de Yamahas de la parrilla.

A pesar de ser la primera vez que corría con esta moto ‘a medida’, Cluzel fue uno de los protagonistas en las dos jornadas de ensayos en la pista portuguesa. Su adaptación fue tan rápida que terminó firmando el mejor crono entre los pilotos de su categoría. Con un tiempo de 1’44.810, estuvo más de medio segundo por delante de Raffaele De Rosa (MV Agusta Reparto Corse) y casi un segundo por delante de Lucas Mahias (Kawasaki Puccetti Racing), tercero. Una actuación muy alentadora de cara a la primera cita de la temporada, en Phillip Island en menos de un mes.

«Todavía tengo algún dolor en el tobillo, pero es algo bastante normal. Pasé por una intervención quirúrgica seria y se necesita un poco de tiempo para que todo se consolide correctamente” ha explicado Cluzel. “No tengo exactamente el mismo feeling que tenía antes, pero volverá gradualmente. Pasé casi tres meses en una cama sin poder poner un pie en el suelo. Mi cadera también se vio afectada. A pesar de algunas dificultades al principio, finalmente me he adaptado rápidamente. En Portimão me he ido sintiendo mejor gradualmente y me he ido relajando”.

Sobre la moto especial que sus nuevos mecánicos le han preparado para poder iniciar los preparativos de las nueva temporada, el motociclista francés detalla: “Soy un piloto que, por regla general, se adapta a todo. Ha ido de forma natural. Por supuesto, al principio no estaba completamente cómodo, porque he tenido que cambiar los hábitos que tenía durante muchos años. Tienes que introducirlo en el cerebro y convertirlo en un automatismo. Al principio fue complicado, pero poco a poco me he ido encontrando mucho más cómodo”.

“El freno trasero lo tengo ahora en mi pulgar, pero por el momento no lo uso en absoluto” señala el piloto. “¡Tengo demasiadas cosas para manejar con el cambio de marchas en la pierna derecha!. Tenemos que adaptar muchos elementos. Es una Supersport con un cilindro maestro original… así que no es fácil de ajustar».

Cluzel estrenó su modificada YZF-R6 en el Test de Jerez celebrado apenas unos días antes, pero fue en Portimao donde constató que estaba en condiciones de plantar batalla a los rivales en pista:

«Las pruebas de Jerez fueron bastante bien, pero fue principalmente una toma de contacto, de reeducación” comenta el piloto de 30 años. “Fui paso a paso y en general, los tiempos fueron bastante buenos. En Portugal, sentí inmediatamente que tenía un buen ritmo, a pesar de sufrir una pequeña caída el primer día. Eric Mahé, mi manager, estuvo allí y nos ayudó mucho. Me conoce a la perfección, ayudó al equipo a entender mis necesidades y avanzamos bastante entre el primer y el segundo día. Sinceramente, el lunes no fui a buscar el crono más rápido, me sorprendió ver aparecer ese 1’44.8. Es una vuelta más rápida que mi tiempo de clasificación el año pasado, tres décimas por debajo del récord. Hacerlo en condiciones de viento y frío fue algo bastante positivo«.

No te pierdas el último test de la pretemporada, los días 18 y 19 de febrero en Phillip Island, y el arranque de la nueva temporada del Campeonato del Mundo FIM Supersport.