Italia se vuelca con el primer asalto en Misano

0
62
  • Las únicas carreras del año en su país, el regreso de la afición, el anuncio de Ducati o la fumata blanca de Rossi. ¿Se puede pedir más?.

Tras un merecido descanso de dos semanas, MotoGP™ pone rumbo ahora hacia el Circuito Mundial de Misano Marco Simoncelli para afrontar el primero de los dos fines de semana consecutivos de competición en una cita muy esperada por los aficionados transalpinos, entre otras cosas porque el nuevo doblete supondrá las únicas veces que el campeonato recalará en tierras italianas en esta atípica temporada 2020.

En el fin de semana grande para Italia, los aficionados tendrán por primera vez la oportunidad de regresar a los circuitos, pero será un fin de semana muy importante por varios motivos, tanto dentro como fuera de la pista. Al margen de llegar a la cita con una clasificación general muy reñida, el Gran Premio Lenovo de San Marino y de la Riviera de Rimini también estará marcado por importantes focos de atención en clave de mercado de pilotos.

Valentino Rossi (Monster Energy Yamaha MotoGP), que correrá en casa, no podrá eludir su protagonismo. El ‘Doctor’ todavía no ha rubricado su nuevo contrato con el equipo Petronas Yamaha SRT, pero, según Lin Jarvis, no hay necesidad de preocuparse. Cuando las tres partes implicadas alcancen un acuerdo definitivo en torno al staff y los patrocinadores, todo podría oficializarse. El hecho de poder anunciarlo en casa, con la presencia de seguidores en las gradas, se intuye especialmente sugerente. ¿Habrá fumata blanca?

Valentino ya ha saboreado momentos destacados en esta temporada. Más allá de su celebrado podio en el GP Red Bull de Andalucía, vivió dos fines de semana muy intensos en el Red Bull Ring. En el primero, escapó del caos junto a su compañero, Maverick Viñales, tras el terrible ‘crash’ propiciado por Johann Zarco (Esponsorama Racing) y Franco Morbidelli (Petronas Yamaha SRT), mientras que en el segundo finalizó como la mejor Yamaha -9º- tras los problemas de la M1 con los frenos, escenificados a la perfección con el incidente de Viñales -ahora 5º en la general-, y las dudas sobre la fiabilidad de sus motores.

Tras estos problemas, en Yamaha aspiran a pasar página rápidamente en Misano, un escenario bastante propicio para sus intereses en temporadas anteriores. Más allá de las múltiples victorias obtenidas, encontramos el precedente del pasado año, en el que el cuarteto de pilotos de la marca de los diapasones completó el Top 5 de la carrera por detrás de un Marc Márquez (Repsol Honda Team) que batió finalmente a Fabio Quartararo (Petronas Yamaha SRT). ‘El Diablo’ estuvo muy cerca de la victoria, un episodio que no habrá olvidado, y del que tratará de desquitarse ante la necesidad de sumar un buen botín de puntos, ya que su ventaja en la cima del Campeonato se ha reducido al máximo tras las últimas tres carreras.

Tras flaquear en Brno y en Spielberg, Quartararo se ha visto encimado en la tabla por sus más inmediatos perseguidores. El francés aventaja en tan solo 3 puntos a Andrea Dovizioso (Ducati Team), que ganó en Misano en 2018. El italiano fue uno de los nombres ilustres en el Red Bull Ring, tras ganar el primer asalto después de anunciar un día antes que no renovará con Ducati su contrato que vence a final de temporada. Se espera que esta semana la fábrica italiana anuncie su relevo para 2021, que debería estar entre dos nombres: Johann Zarco y ‘Pecco’ Bagnaia (Pramac Racing). El francés llega en estado de gracia, pese a competir el último GP recién operado del escafoides y bajo una gran presión mediático por el ‘crash’ previo con Morbidelli, mientras que el italiano reaparece después de fracturarse la tibia derecha en la FP1 de Brno.

Al margen de definir oficialmente al relevo de ‘Dovi’, Ducati también espera dar mucho que hablar en Misano en el plano deportivo. El de Forlí es 2º, pero tras él emerge con fuerza la figura de un Jack Miller (Pramac Racing) abonado al podio en las últimas carreras. El australiano, con 56 puntos, es 3º en la general a 14 puntos de Quartararo (70), pero seguido muy de cerca por una amplia nómina de pilotos que encabeza el revolucionario rookie Brad Binder (Red Bull KTM Factory Racing). El sudafricano saboreó la gloria en Brno y se mantuvo muy competitivo en Austria, pese a compartir protagonismo con su compañero, Pol Espargaró, y un Miguel Oliveira (Red Bull KTM Tech3) que hizo historia en Estiria para Tech3 y Portugal. Por si fuera poco, Iker Lecuona (Red Bull KTM Tech3) también parece haberse abonado al Top 10 y KTM recala ahora en un circuito en el que el probador Dani Pedrosa también ha trabajado recientemente en test privados como ya hiciera en Brno y el Red Bull Ring.

También habrá que estar muy atentos al rendimiento de las Suzuki. La renovada GSX-RR está acreditando su potencial semana tras semana, con la gran novedad de la explosión definitiva de Joan Mir (Suzuki Ecstar Team). Después de obtener en el GP myWorld Motorrad de Austria su primer podio en MotoGP™, el balear se mantuvo arriba al ser 4º en la última carrera, aunque para el recuerdo queda su sólido liderazgo de la prueba antes de la aparición de la bandera roja. Su primer triunfo parece cuestión de tiempo. Su compañero, Alex Rins, va dejando atrás paulatinamente las limitaciones por su lesión en el hombro y está llamado a regresar a la senda del podio. En el primer asalto en Austria, de hecho, se fue al suelo tras ponerse en cabeza al superar a Dovizioso. Si encuentra su mejor ritmo, es capaz de todo.

Menos prometedor se prevé el fin de semana en el seno de Honda. La ausencia de Marc Márquez, del que se anunció hace algunas semanas que necesitará entre 2 y 3 meses para recuperarse de la segunda intervención del húmero derecho, pesa mucho. HRC trabaja para paliar su ausencia de algún modo y Takaaki Nakagami (LCR Honda Idemitsu) ha sido el principal piloto en dar alguna alegría a la fábrica japonesa. Después de admitir que había tratado de calcar algunos detalles del pilotaje del octocampeón, Nakagami ha dado un paso de gigante en las sesiones de clasificación llegando a coquetear a posteriori con su primer podio. Ahora es 6º en la general y su progresión es constante. También se espera que mantenga su línea creciente Alex Márquez (Repsol Honda Team), al tiempo que Cal Crutchlow (LCR Honda Castrol) recupere poco a poco su mejor versión tras la lesión de escafoides en Jerez.

El último fabricante en liza que espera hacer los deberes en Misano es Aprilia. En la fábrica de Noale hay depositadas muchas esperanzas en brillar en casa. El reciente test privado junto a Ducati y KTM permitió extraer nuevas conclusiones de la renovada RS-GP, con la que Aleix Espargaró (Aprilia Racing Team Gresini) ansía firmar un resultado de prestigio en las próximas semanas. El domingo 13, a partir de las 14:00 (GMT+2), podremos ver de qué son capaces todos los protagonistas del Mundial en la sexta carrera del año de MotoGP™.