Franco Morbidelli con 3º victoria pero el campeonato es para Joan Mir #MotoGP

0
43

Objetivo cumplido y sueño hecho realidad. Joan Mir (Team Suzuki Ecstar) cumplió con los pronósticos e hizo valer su sólido margen de puntos al frente de la general para alzarse como nuevo Campeón del Mundo de MotoGP™ 2020 en el marco del GP Motul de la Comunitat Valenciana después de finalizar 7º en una carrera conquistada por Franco Morbidelli (Petronas Yamaha SRT), que estuvo acompañado en el podio por Jack Miller (Pramac Racing) y un Pol Espargaró (Red Bull KTM Factory Racing) que repitió su podio del GP de Europa.

Con su séptima posición, Mir obtuvo los puntos necesarios para conquistar la máxima corona del Mundial sin necesidad de llegar a la ‘season finale’ de Portimao. El balear acumula ya un total de 171 puntos en su casillero para aventajar a Morbidelli en 29 puntos y a su compañero, Alex Rins, en 33. Una distancia insalvable que le permite emular a Kenny Roberts Jr, último campeón mundial de Suzuki hace ahora 20 años. Sencillamente histórico.

Pese a partir desde la ‘pole’, la tercera victoria del año de Morbidelli se cocinó a fuego lento. El italo-brasileño templó los nervios de inicio tras una salida en la que Miller fue atacado rápidamente por ‘Polyccio’. En cambio, todo empezaría a torcerse rápidamente para el compañero de Morbidelli, Fabio Quartararo, al hacer un recto entre Maverick Viñales (Monster Energy Yamaha MotoGP) y el propio Mir, que ganaría una plaza al superar a ‘Pecco’ Bagnaia (Pramac Racing). ‘El Diablo’ se veía obligado a remontar desde el fondo de la tabla. Más difícil todavía.

Al contrario que uno de sus grandes rivales, Mir haría los deberes a las primeras de cambio al pasar también a Viñales para entrar en el Top 10, viendo como su compañero Rins iba lanzado 8º en otra meritoria remontada después de arrancar 14º. También destacaba el papel de Miguel Oliveira (Red Bull KTM Tech3), 5º tras partir 10º. Tras Rins, eran Aleix Espargaró (Aprilia Racing Team Gresini) y Brad Binder (Red Bull KTM Factory Racing) los que se interponían respecto a Mir.

En las primeras vueltas quedaba claro que a Mir ya le salían las cuentas. Con Morbidelli 1º y él cerrando el Top 10, el balear tendría una renta de 26 puntos que sería suficiente para ‘campeonar’ antes de Portimao. El paso de las vueltas, en todo caso, jugaría a su favor, en buena medida ayudado por alguna que otra caída de sus rivales. Por delante, el Top 3 comenzaba a abrir brecha, mientras Quartararo amagaba con recuperarse y se acercaba a los puntos al colocarse 16º tras superar a Alex Márquez (Repsol Honda Team).

El primer gran susto en posiciones de privilegio llegaría en la sexta vuelta, cuando Johann Zarco (Esponsorama Racing) se iría al suelo en la primera curva justo por delante de Rins, que pasaba a ser 6º. Mir, al mismo tiempo, ganaba una plaza para colocarse 9º. Un pasito más cerca del objetivo final. También se tambalearía 3 vueltas más tarde Takaaki Nakagami (LCR Honda Idemitsu) al recibir un ‘warning’ rodando 5º tras Oliveira. Por delante, Morbidelli ya aventajaba en 6 décimas a la dupla formada por Miller y Pol. El mazazo más bestia sería para Quartararo, totalmente fuera de la pelea al sucumbir en la curva 6. Adiós definitivo al título para él.

Llegados a la décima vuelta y con uno de sus grandes rivales fuera de juego, Mir centraba sus esfuerzos en controlar la llegada de Andrea Dovizioso (Ducati Team). No quería sustos y una vuelta más tarde movería ficha y adelantaría a Aleix Espargaró (Aprilia Racing Team Gresini) para ser 8º con muchos metros por delante respecto a Binder. Rins, al mismo tiempo, superaba a Oliveira para cerrar el Top 5 y poner sus miras en Nakagami.

Pasaban las vueltas y a Mir no le mostraban en la pizarra ninguna indicación respecto a las posiciones de sus rivales. Debía hacer su carrera y estaba en el camino ideal. Por delante, Morbidelli superaba a Miller en poco más de un segundo sin ser capaz de despegarse por completo, mientras que el australiano y Pol aventajaban en casi 2 segundos al cuarteto formado por Nakagami, Rins, Oliveira y Binder. El podio comenzaba a tomar cuerpo cumplido el ecuador de la carrera.

Sin embargo, un par de vueltas después, a 13 del final, impresionaría el paso adelante de Nakagami para comenzar a recortar brecha y colocarse a menos de un segundo del menor de los Espargaró. Dos giros después, el margen se reduciría hasta las 7 décimas, mientras Morbidelli veía reducida su ventaja respecto a Miller a tan solo 8 décimas. Todavía había mucho en juego, tal y como acreditaría el propio australiano al firmar acto seguido la vuelta rápida de la carrera.

Por detrás, a falta de 10 vueltas, Dovizioso daba caza a Aleix en la frenada de la primera curva, presentando candidatura a perseguir a Mir. Un giro después, habría otro giro de guion. El asedio de Nakagami sobre ‘Polyccio’ era total, pero el japonés pecaría de precipitación al dar caza al ’44’ en la frenada de la curva 14 y se iría al suelo, estando a punto de llevarse por delante al de Granollers. Al ganar otra plaza, Mir comenzaba a poner la directa hacia el título de forma definitiva. Con metros por delante, el balear lo tenía en su mano. Sin errores, el título era suyo.

Por delante, en cambio, Morbidelli veía reducida su renta a tan solo 6 décimas sobre Miller a falta de 7 vueltas. Una dinámica que se iría acrecentando con el paso de las vueltas, cayendo a las 3 décimas a falta de 4 giros. El australiano echaría el resto y, tras estudiar a su rival, asestaría su golpe en la primera curva de la última vuelta. Morbidelli, lejos de amilanarse, se revolvería para devolver la acción, aunque Miller volvería a atacar en la curva 4. Un duelo titánico del que saldría vencedor el italiano con una nueva maniobra para sellar su tercer triunfo de la temporada tras los de San Marino y Teruel.

Tras el sprint final entre ‘Morbido’ y ‘Jackass’ completaría el podio Pol al resistir el empuje final de Rins, que completaría el Top 5 junto a Binder. Después de la sexta plaza de Oliveira, Mir cruzaba 7º la línea de meta superando a ‘Dovi’ por 26 milésimas para conseguir 9 puntos decisivos que le daban el título de forma matemática, al colocarse ya a 29 puntos de Morbidelli a falta de una última carrera. Por detrás, a 15 segundos del ganador, Aleix Espargaró era 9º, mientras Viñales completaría el Top 10 al resistir en el sprint final ante Bagnaia y Rossi.

También arañarían puntos Cal Cruchlow (LCR Honda Castrol), Stefan Bradl (Repsol Honda Team) y Danilo Petrucci (Ducati Team), mientras que Alex Márquez se quedaría con la miel en los labios todavía aquejado de molestias tras su dura caída del día anterior. El rookie de Cervera completaría la tabla final clasificatoria junto a Tito Rabat (Esponsorama Racing) y Lorenzo Savadori (Aprilia Racing Team Gresini). Con tiempo mínimo para las merecidas celebraciones de Joan Mir y Suzuki por el título de Pilotos y Equipos, el campeonato espera ahora poner el broche de oro el próximo fin de semana en Portimao.

Download the PDF file .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.