SsangYong Motorsport se mantiene en la pugna por el top 25 en el #Dakar2020

0
100
  • Óscar Fuertes y Diego Vallejo completan en una positiva 26ª posición de la general la octava etapa, un bucle alrededor de Wadi Al Dawasir.
  • El piloto madrileño y el copiloto gallego se muestran muy compenetrados con el comportamiento del Korando DKR en una rápida especial, de 477 kilómetros.
  • “Vamos a seguir empujando para ver si subimos alguna posición. Si nos acompaña la suerte como hasta ahora, creo que al final del rally vamos tener más que una alegría”, afirma el ex campeón de España de rallys.

Un bucle alrededor de Wadi Al Dawasir ha conformado este lunes la octava etapa del Dakar. Un nuevo reto en el camino hacia la meta de Qiddiya, que espera a los supervivientes de la edición 2020 el próximo viernes 17 de diciembre. Un obstáculo más que SsangYong Motorsport ha vuelto a superar con solvencia, consolidando una 26ª posición en la general y, lo que es aún más importante, con todas las cartas en regla para soñar con acabar más arriba.

La especial del día constaba de 477 kilómetros, de un total de 716 incluidos los enlaces. Óscar Fuertes y Diego Vallejo han empleado 5 horas y 3 minutos en completar la cronometrada, lo que arroja un promedio de velocidad cercano a los 100 km/h. El dato ilustra lo rápida que ha sido también esta etapa. “El roadbook tenía rumbos de casi 50 kilómetros seguidos, unas planicies increíbles que al final hacían que empezáramos a ver visiones”, comenta el copiloto Diego Vallejo.

Los tramos rápidos son especialmente del agrado de Óscar Fuertes, que ha vuelto a disfrutar con el pilotaje del Dragón sobre un terreno compuesto en un 60% por arena, y también con bastantes cordones de dunas. “Estamos contentos porque los parciales que vamos haciendo son muy buenos y nos encontramos muy a gusto con el coche. El objetivo de esta semana es seguir empujando para ver si subimos alguna posición”, explica Óscar Fuertes. El piloto ha lamentado los 20 minutos perdidos por un leve fallo con el motor de arranque, que se ha subsanado sin más complicación, aunque ha retrasado el Korando DKR al 37º puesto de la etapa.

No obstante, un problema tan nimio es casi de rigor en un Dakar, y no empaña la gran labor de todo el equipo SsangYong Motorsport. “La navegación ha vuelto a ser perfecta, y si nos acompaña la suerte como nos ha acompañado hasta ahora, creo que al final del rally vamos a tener más que una alegría”, asevera el ex campeón de España de rallys.

La próxima escala en el camino será la novena etapa de este martes, la más larga en términos absolutos del Dakar en Arabia Saudí. El recorrido entre Wadi Al Dawasir y Haradh constará de 886 kilómetros totales, de los cuales 410 corresponderán a la especial cronometrada. La jornada dejará a los pilotos a las puertas del Empty Quarter, o “lugar vacío”, el inmenso desierto de arena en el que el miércoles y el jueves se desarrollará la etapa maratón, sin asistencia. Ahí se jugará SsangYong Motorsport la consecución de su objetivo en este Dakar.