Juvanteny, Criado y Domènech se quedan con ganas de dunas

0
113
  • El KH-7 Epsilon Team lamenta la interrupción de la décima etapa del Dakar después de 223 kilómetros, de los 534 previstos inicialmente.
  • El MAN de tres ejes continúa líder de las categorías de Producción y 6×6, y mantiene la excelente 19ª posición de la general.
  • “Era una etapa que nos tenía que permitir sacar un poco la cabeza. En las dunas es donde mejor nos defendemos”, ilustra el copiloto José Luis Criado.

La interrupción de la décima especial del Dakar después de apenas 223 kilómetros, de los 534 previstos inicialmente, ha sido recibida con alivio por todos los supervivientes de la caravana. ¿Todos? ¡No! El KH-7 Epsilon Team quería “más acción”, porque la parte final de la etapa incluía un cordón de dunas de 50 kilómetros donde Jordi Juvanteny, José Luis Criado y Xavi Domènech tenían la intención declarada de “dar caña”. “Era una etapa que nos tenía que permitir sacar un poco la cabeza. En las dunas es donde mejor nos defendemos”, ilustra Criado.

El MAN de tres ejes ha terminado la etapa de este miércoles, entre Haradh y Shubaytah, en la 24ª posición, después de 3 horas, 17 minutos y 29 segundos en carrera, a apenas una hora del Kamaz vencedor. Este resultado afianza el excelente 19º puesto en la general del camión de KH-7, con casi 63 horas acumuladas en competición, así como su liderato de las categorías de Producción y 6×6.

Por motivos de seguridad, la especial se ha interrumpido en el cuarto waypoint, donde debía empezar el tramo neutralizado de la misma. “La primera parte tenía dunas muy cortadas, en las que ha habido varios accidentes y vuelos. La verdad es que entrañaban mucho peligro, pero nosotros hemos echado mano de la intuición para salvarlas sin apuros”, explica el copiloto jienense.

De hecho, el MAN naranja mantenía un ritmo tan bueno que, en esa primera parte, Juvanteny, Criado y Domènech ya habían adelantado a otros tres camiones, lo cual les ha dejado con ganas de afrontar las dunas de la segunda parte. “Nos habría gustado seguir, pero, debido a las circunstancias, aquí estamos”, lamenta un Jordi Juvanteny algo “enfadado”, según la descripción de Xavi Domènech del estado de ánimo del piloto de KH-7. “Yo me lo he tomado con más filosofía, pero Jordi y José Luis tenían muchas ganas de hacer estas dunas”, añade el tercer tripulante del MAN.

Como no hay mal que por bien no venga, la interrupción de la jornada ha aliviado bastante el castigo mecánico sobre el veterano ‘Camión de los sueños’, algo muy de agradecer en plena etapa maratón, sin asistencia al terminar la jornada. “Ya íbamos decididos a no forzar el camión más de lo necesario, evitando hacer topes en los tramos más rápidos, pensando en que mañana nos esperan más dunas. De momento, la mecánica nos acompaña, la navegación está siendo impecable y el ritmo, bueno; en este sentido, estamos contentos”, asevera Juvanteny.

Este jueves, el KH-7 Epsilon Team afrontará la segunda parte de la etapa maratón, un recorrido de 744 kilómetros (379 cronometrados) de vuelta a Haradh, en el inmenso desierto de arena conocido como Empty Quarter, o “lugar vacío”. Será la penúltima jornada de un Dakar que, según el veterano José Luis Criado, está resultando “muy aseado” para los de KH-7.