El KH-7 Epsilon Team se convertirá en ‘El camión de los sueños’ del próximo Dakar por una buena causa

0
81
  • Jordi Juvanteny, José Luis Criado y Xavi Domènech harán de embajadores de la Fundació Privada Vallès Oriental en Arabia Saudí para visibilizar la labor que realiza la institución con personas con discapacidad intelectual.
  • Transportarán hasta la localidad de Riyadh manualidades elaboradas por usuarios de la entidad barcelonesa que entregarán a los niños con dificultades psíquicas del centro saudí Disabled Children’s Association.
  • A nivel deportivo, Juvanteny y Criado esperan celebrar sus bodas de plata dakarianas con la 15ª victoria en la categoría de 6×6 y la tercera de Producción.

El KH-7 Epsilon Team se ha ganado por méritos propios el sobrenombre de ‘Ángeles de la guarda’ del Dakar, a causa de la gran cantidad de participantes a los que suelen rescatar cada año en el desierto, sin perjuicio de sus aspiraciones deportivas. En la próxima edición, el piloto Jordi Juvanteny y los tripulantes José Luis Criado y Xavi Domènech acentuarán su carácter solidario al protagonizar la campaña ‘El camión de los sueños’ que hermanará a dos entidades que trabajan con personas con discapacidad intelectual: la barcelonesa Fundació Privada Vallès Oriental y la saudí Disabled Children’s Association.

La iniciativa pretende promover la importante labor que realiza la institución catalana para mejorar la calidad de vida de personas con dificultades psíquicas y ayudarlas potenciar tanto su bienestar personal como el de sus familias. Desde hace semanas, los usuarios de la Fundació Privada Vallès Oriental (FVO) están decorando unos camiones en miniatura de madera que esta mañana han sido cargados en la caja del MAN de tres ejes.

El KH-7 Epsilon Team se ha convertido así en el ‘Camión de los sueños’ que transportará las manualidades durante el Dakar 2020 por toda Arabia Saudí hasta la etapa de descanso, el 11 de enero. Ese día se hará entrega de todo el material a los niños de la Disabled Children’s Association, con sede en la localidad de Riyadh, durante su visita al campamento, en la que estarán acompañados por autoridades saudís. Cada manualidad incluye un sueño personalizado, es decir, un mensaje de esperanza escrito por usuarios del centro español que transmitirá los valores de la institución.

José Luis Cridado, copiloto del equipo y tesorero de la fundación, explica que “nuestro deseo es dar visibilidad a los disminuidos psíquicos, un colectivo que se lo merece absolutamente todo y aportar así nuestro granito de arena para hacer un mundo mejor. En Arabia Saudí hay una entidad homóloga que también se dedica a cuidar niños con discapacidades psíquicas y con la que hemos acordado hermanarnos durante el Dakar. Gracias a esta iniciativa queremos dar a conocer la gran labor que realizan este tipo de instituciones con los usuarios y sus familiares”.

La FVO es una entidad sin ánimo de lucro que, presidida por Esteve Marquès, ofrece atención a las personas con discapacidad intelectual con el fin de potenciar su calidad de vida y velar para que sus derechos como personas sean respetados. Para lograrlo cuenta con dos centros ocupacionales, una residencia, un centro de atención especializada, un servicio de vivienda y la casa de ocio ‘Empúries’.

Este jueves, algunos de los usuarios de la fundación se han reunido en la sede de La Roca del Vallès (Barcelona) para despedir al KH-7 Epsilon Team, durante un acto especial en el que los invitados han podido conocer de primera mano la importante función social que allí se realiza. Además, varios de ellos también han participado en una inusual rueda de prensa que ha contado con la presencia de los tres miembros del equipo y de Josep Mª Lloreda, Presidente de KH Lloreda y patrón de la FVO, que ha declarado: “Llevamos más de quince años colaborando con la fundación y para nosotros es un auténtico honor poderles ayudar a realizar su gran función social”.

El piloto Jordi Juvanteny ha reconocido afrontar su 28º Dakar “con la misma motivación de mi debut y las Ilusiones renovadas por un reto plagado de novedades: continente, país, terreno, cultura… multitud de incógnitas que esperamos ansiosos. Será un rally bonito pero duro, con etapas muy largas. Creo que se adaptará a nuestras características y que eso nos puede favorecer. Nuestro objetivo será estar en la llegada lo más adelante posible y, si puede ser, revalidar el triunfo de Producción y 6X6”.

60 Dakares entre los tres:

Juvanteny debutó en 1991, cuando la prueba todavía se celebraba en África y, tras pasar por Sudamérica, debutará en Asia para disputar la edición número 25 junto a José Luis Criado, su inseparable compañero desde 1995. “Es un honor contar con José Luis en el asiento de la derecha. Parece que sea ayer cuando comenzamos… hemos vivido tantas cosas que no cabrían en un libro. Si seguimos juntos es porque nos compenetramos, pese a tener dos personalidades muy diferentes. Pero donde no llega uno, lo hace el otro y por eso seguimos adelante, siempre a por todas”.

Criado es el español con más participaciones dakarianas y afrontará la número 30 con el aliciente de estrenar escenario: «Me parece muy atractivo el nuevo Dakar, ya que nos permitirá visitar un nuevo continente, que seguro entrañará grandes dificultades. Lo afronto con el mismo respeto e ilusión de mi primera participación… aunque cumpla las bodas de plata con Juvanteny. Los dos sentimos un profundo respeto mutuo y mucho cariño el uno por el otro. Para mí es una gran satisfacción tenerlo al lado. Después de tantos años, no hemos de demostrar nada, por lo que saldremos a disfrutar y a intentar mejorar el 12º puesto en la general de camiones de la pasada edición”.

Por segundo año consecutivo, el tercer miembro de la tripulación será Xavi Domènech: “Me hace una gran ilusión repetir. El año pasado disfruté muchísimo y fue un placer vivir mi debut con dos auténticas leyendas del Dakar, que forman una pareja maravillosa. Ya tengo más experiencia y esta vez espero poder ayudarles un poco más, aunque las etapas serán muy distintas a las que vivimos en Perú y deberemos adaptarnos a las dificultades que nos vayamos encontrando por el camino”.

Los tres integrantes del KH-7 Epsilon Team han recibido hoy una calurosa despedida en La Roca del Vallès, días antes de que su llamativo camión MAN de 780 CV embarque desde el puerto francés de Marsella, rumbo a Arabia Saudí, donde el 5 de enero arrancará el Dakar 2020, desde la ciudad de Jeddah. Los participantes deberán superar 7.500 kilómetros, la mayor parte por arena, en doce exigentes etapas antes de llegar el 17 de enero a la meta de Al Qiddiya.