El KH-7 Epsilon Team culmina un Dakar redondo

0
106
  • Después de una última etapa “de transición”, Juvanteny, Criado y Domènech confirman la 19ª posición en la general y consiguen su 15ª victoria en 6×6 y la tercera en Producción.
  • La tripulación del MAN naranja vive un Dakar “enriquecedor”, más aún por el éxito de la acción solidaria del ‘Camión de los sueños’ que llevaron a cabo durante la jornada de descanso.
  • “Hemos competido bien y hemos ayudado a todo el que lo ha necesitado. Con los pocos medios que tenemos, lo que hemos logrado tiene mucho mérito”, afirma Jordi Juvanteny.

“Ha sido un Dakar redondo como una luna llena”. José Luis Criado no abandona la vena poética ni siquiera cuando la adrenalina de la competición todavía fluye por sus venas. El veterano copiloto jienense ha resumido así la impecable trayectoria del KH-7 Epsilon Team en el primer Dakar en Arabia Saudí. El MAN de tres ejes pilotado por Jordi Juvanteny, con Criado y Xavi Domènech como navegantes, ha terminado la carrera más dura del mundo en la 19ª posición y se ha llevado la victoria en las categorías de Producción y 6×6.

A priori, la duodécima y última etapa de este viernes distaba mucho de ser un trámite, pues incluía una especial de 374 kilómetros. Sin embargo, la organización la ha recortado hasta los 167, debido a unas obras, de manera que ha acabado siendo una jornada “de transición”. El MAN ha entrado 28º y ha acumulado un total de 72 horas, 41 minutos y 32 segundos de carrera para completar 5.000 kilómetros cronometrados. Además de una gran posición en la general absoluta, el esfuerzo les ha valido la 15ª victoria en 6×6 y la tercera en Producción, para camiones de serie.

“Estamos muy satisfechos, por el camión y por la carrera. Ha sido una prueba muy bonita y divertida. Hemos competido bien y hemos ayudado a todo el que lo ha necesitado. Con los pocos medios que tenemos, lograr lo que hemos logrado tiene mucho mérito”, afirma Jordi Juvanteny, que ha terminado su 28º Dakar.

Esta última jornada no ha sido una excepción, y los “San Bernardos del desierto” han parado para remolcar el coche de unos participantes sudafricanos a partir del kilómetro 85. “Los hemos remolcado unos 200 kilómetros, hasta el campamento. Estaban tan agradecidos que incluso nos han ofrecido dinero, cosa que, naturalmente, hemos rechazado”, relata José Luis Criado, con 30 Dakares a sus espaldas, 25 de los cuales al lado de Juvanteny.

Ha resultado un Dakar muy especial para el KH-7 Epsilon Team. “El primer Dakar en Arabia Saudí ha sido muy enriquecedor, por la carrera y todas las vivencias que nos ha deparado, y por la amabilidad de sus gentes. Además, para nosotros todavía lo ha sido más por la acción solidaria del ‘Camión de los sueños’ que llevamos a cabo con la Fundació Vallès Oriental y la Children’s Disabled Association saudí, durante la jornada de descanso. La verdad es que estamos orgullosos de cómo fue todo. Fue muy complicado de organizar y sacar adelante en plena carrera, y todo salió muy bien”, explica con orgullo Criado.

Cansados, pero contentos por haber terminado otro Dakar, los de KH-7 ya cuentan los días que faltan para la edición 2021. “Todo ha ido muy bien, en lo deportivo ha sido un Dakar ‘10’, y esperamos que todo el mundo haya disfrutado tanto de nuestra carrera como nosotros”, señala Xavi Domènech, dando a entender que el MAN naranja volverá a por más.