Declaraciones de Tavo Vildosola después de la Baja 250 San Felipe 2019

0
327

Arrancamos la San Felipe 250 en 5to lugar. Al llegar a la milla 15 por la zona de Puertecitos pasamos a Gaty Magness sin problema alguno. En la milla 30 pasamos a Apdaly quien estaba cambiando un neumático y nos posicionamos en tercer lugar manteniendo un paso constante pero seguro para evitar cualquier contratiempo; alcanzábamos a ver el polvo que venía dejando Ryan Arciero en la pista. Seguimos así por aproximadamente 10 millas más y Javi notó que la llanta derecha trasera estaba perdiendo aire. En ese momento me sentí un poco frustrado ya que había bajado la velocidad para mantener el auto seguro.

Cambiamos la llanta rápidamente (1.50 min) manteniéndonos en la misma posición. Al bajar a Matomi se nos aproximó Luke Macmillin quien ahora venía 30 segundos atrás de nosotros. Al salir de Matomi seguíamos con 30 segundos de ventaja, y cuando llegamos a la parte del Morelia, donde comienza a ponerse más peligroso el terreno por los hoyos, llevábamos una ventaja de  50 segundos. En esa parte logramos despegarnos de Luke. Cuatro millas después comenzó a fallar el drive by wire, al principio comenzó a fallar poco, pero conforme avanzábamos el Trophy Truck comenzó a perder potencia y no sobrepasaba las 10 millas por hora. Nos detuvimos para solucionar el problema y nos dimos cuenta de que lo que pasaba era que la caja que controla el extintor del fire suppressor se soltó y estaba interrumpiendo la acción del motor de drive by wire. Javi lo solucionó rápidamente, pero durante ese tiempo Luke nos tomó la delantera, por lo que ahora nos encontrábamos en cuarto lugar. Seguimos en la carrera y  teníamos marcado que se aproximaba un hoyo pequeño en el GPS , lo cual era incorrecto, en realidad era un hoyo muy profundo, pero lo teníamos marcado mal, lo ví y decidí tomarlo agresivamente y fue una mala idea. La parte frontal logró pasar el hoyo, pero la parte trasera golpeó el suelo ocasionando que la parte trasera se levantara poniendo la parte frontal golpeando en el suelo y girando dos veces.

Fue un golpe duro. Después de una hora de revisar el Trophy decidimos seguir adelante y llegando al Pit 1 en la milla 140 revisaron que todo estuviese en orden y efectivamente podíamos continuar, el único problema era que la transmisión estaba tirando aceite y en una subida la transmisión dejó de funcionar. Pensamos en cambiarla, pero unos tornillos del flex plate se caparon y eso ocasionó que la carrera acabara para nosotros. Desafortunadamente un error en Morelia nos costó la carrera.