Alberto Heller muestra su categoría al quedarse con la etapa del sábado

0
46

Alta exigencia impuso el Gran Premio de Vicuña, Chile, en un día de intenso calor con caminos pedregosos que exigieron al máximo los neumáticos de los autos. En la categoría R5, la batalla fue intensa entre los hermanos Heller; mientras que en la R3 el sábado fue para el equipo Citroën.

Vicuña, Chile, 4 de agosto 2018.- La dureza de los caminos del Norte Chico se hicieron sentir este sábado en el GP de Vicuña, que contempló 6 Pruebas Especiales, que en total sumaron duros 92,04 kilómetros cronometrados.

El gran triunfador de la jornada sabatina fue, en la categoría R5, Alberto Heller (Ford Fiesta), seguido muy de cerca del argentino Alejandro Cancio (Skoda Fabia), y su hermano Pedro (Ford Fiesta), que supieron sacar partido de su mayor experiencia en los autos turbocargados con tracción integral, al ocupar los tres primeros lugares, en una de las fechas más difíciles de lo que va la temporada 2018 de la máxima categoría del motorsport nacional. Se registraron nada menos que 12 retiros, aunque se espera que varios puedan retomar la competencia mañana domingo, en el cierre del GP de Vicuña.

El múltiple campeón, Jorge Martínez (Peugeot 208 R5) tuvo una jornada negativa, quedando relegado a la quinta posición en los parciales. El piloto Copec, Francisco “Chaleco” López, tuvo problemas eléctricos en su Peugeot 208 R5, que le impidieron finalizar la etapa del sábado, pero su equipo confía en volver a la competencia para mañana domingo, con el fin de no relegar tantos puntos en la lucha por el campeonato.

Hermanos en competencia

Uno de los hechos más relevantes de la jornada del sábado es la actuación de Alberto “Beto” Heller, que confirma su madurez como piloto, al ganar el día y superar a su hermano Pedro, que se perfilaba como el hombre a vencer entre los Ford Fiesta R5 del Joker Rally Team. Las cosas no se vienen fáciles para los Heller, ya que el argentino Alejandro Cancio adquiere en cada fecha más confianza en tierras chilenas y se posicionó en segundo lugar, apenas 7 décimas detrás de “Beto”.

“Es un placer para mi competir con pilotos del nivel de Alejandro Cancio, de mi mismo hermano, quiere decir que vamos por el camino correcto. La clave de hoy fue estar con la mayor calma posible, de atacar cuando se pudo. De hecho, en la tarde me cuide mucho, para evitar pinchar. Pasé de estar de una diferencia de 11 segundos en la punta, a estar tercero. Luego pudimos remontar, por lo que creo que el hecho de estar con la cabeza fría fue la clave para finalizar primero este sábado”, dijo Alberto Heller.

“Repuntamos mucho porque me siento más cómodo con el piso, los caminos del sur son muy complicados, los chicos los conocen mucho y son pilotos bravos. No es cosa de venir a ganar a pilotos que son muy buenos y conocen mucho los caminos, no iba a ser fácil y yo lo tenía claro. En este GP me sentí un poco más cómodo y eso hizo que yo pudiese ir un poquito más adelante y tuve suerte también”, comentó en el Parque de Asistencia, el trasandino Alejandro Cancio.

En R3 la cosa no es menos emocionante, pero la fortaleza de los Citroën de Samuel y Vicente Israel, hicieron el 1-2 para el equipo. Mientras que un sufrido Ramón Ibarra (Renault Clio), logró el tercer lugar arrastrando una penalización deportiva de 3 minutos. La dureza de los caminos nortinos jugó a favor del piloto de la marca del rombo, en una categoría que registró varios problemas, que finalizó con apenas seis tripulaciones tras un sábado en extremo exigente. En tanto, en la categoría R2, la dupla compuesta por Marín Scuncio y Javiera Román, no da tregua a sus seguidores, al liderar el sábado con una diferencia de 1 minuto, 36 segundos y 4 décimas, sobre el segundo lugar, Eduardo Kovacs (Opel Adam).

No hay comentarios